Actualidad

Si hoy notas mariposas en el estómago, no te asustes. Tanto azúcar te habrá sentado mal y se te ha cortado la digestión. El movimiento que notas es el del corazón a punto de ser vomitado entre flores de plástico y besos de papel. Tienes empacho del marketing del amor. Pero si a pesar de todo, el santo más cursi de todos los tiempos te ha conquistado, vamos a mostrarte cinco parejas que deberían aprovechar la efemérides más celebrada por El Corte Inglés y darse un buen revolcón:

Donald Trump y Enrique Peña Nieto

Venga Donald. Vale que Enrique no tiene los pechos operados ni una banda que le cruza de los hombros a las caderas, pero tiene su corazón. Ya has demostrado que no te gustan las mujeres que no son atractivas, ni las religiones que no son la tuya. Ya está claro que los negros, los asiáticos, los hindúes y los mestizos no son de tu agrado. Ni los progres, los periodistas, las ONG, los jueces o la Unión Europea te molan... pero... ¿los vecinos tampoco? ¿Qué te ha hecho México? Venga, campeón, estírate e invita a cenar al presidente de México. O aún mejor, deja que haga él la cena, que tu paladar lo agradecerá y mucho. Pero basta ya de malos rollos. Ofrécele tu mano. Incluso tu corazón, si tienes, y entiende de una vez que el ser humano debe superar todos los muros.

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón

¿Pero cómo se os ocurre quedar en un sitio que se llama Vistalegre para romper? Uno rompe en una pollería o en un banco triste de esos antimendigos, ¿pero en un lugar que se llama Vistalegre? ¡Vaya poca alegría! Pablo, tú que has dado besos en la boca a Xavi Domenech en medio del Congreso, tú que eres tan alfa... ¡tienes que darle otra oportunidad! Vale que Íñigo igual se ha pasado queriendo abrir las sábanas de Podemos a la participación. Y tú, más comedido, eres de hacerlo con la luz apagada para que solo tú sepas en qué andas, pero... ¿es para tanto? ¡Vuestra ruptura es como si Alaska y Mario hiciesen algo por separado!

Mirela y Manel Navarro

La música amansaba a las fieras, hasta que llegó Eurovisión. Pardiez, qué pentagrama de pasiones mal encaradas. En vez de un do de pecho, se han dado un corte de mangas y un sopapo. Personajes, no seáis así. Esto es música, se supone, y lo importante es participar, trabajar, aprovechar el tirón de la promoción y labrarse un futuro. Empezar como ha comenzado el amigo Navarro no parece lo más apropiado, así que a ambos un consejo: cantad menos de amor, en el idioma que queráis, y practicadlo más.

Paco Marhuenda e Ignacio Escolar

Qué sería de laSexta Noche sin estos Pimpinela del periodismo. Que Marhuenda dice que el paro baja, pues Escolar replica que las horas trabajadas son menos. Que Escolar dice que la izquierda ha logrado frenar atropellos en el Congreso, pues Marhuenda habla de las dos Españas y el riesgo de Guerra Civil. Y así, van pasando los sábados y las noches que se supone que debían ser de pasión se convierten en broncas eternas. Compañeros, el sábado por la noche no es para discutir. Ya lo dice el dicho: sábado, sabadete, camisa nueva y...

Eva Hache y laSexta

Señores de laSexta, se os nota. Bien que echasteis a Eva de su casa de El club de la comedia, pero no podéis vivir sin ella. Os enrollasteis con una más joven y no os gustó el resultado. Ahora habéis apostado por otra que os recuerda más a ella pero que tampoco os llena. Venga, sed honestos. Añoráis a Eva Hache, sabéis que nadie lo va a hacer como ella. Aprovechad San Valentín y conquistadla de nuevo. En este caso, si es una cosa de risa. La que ahora no tenemos.

Y se tienen que olvidar de San Valentín:

Chenoa y Bisbal

BBC Earth ya ha comprado los derechos para contar la vida de la cobra más famosa del mundo. Laura, David... dejadlo. No es posible. Quedaos escondidos, pero no por amor, sino por desamor. Lo vuestro se acabó y moverlo más es cansino. Que si ella sigue enamorada de él, que si él ya no está enamorado de ella. Que si la historia quedó incompleta y que si sale nuevo disco a la venta. Por Dios, dejad de rompernos el corazón y dejad de repartir los trozos de los vuestros. Ni del muro de Berlín se vendieron tantos fragmentos.

Josep Pedrerol y cualquier persona

Cualquier persona que manipula y grita de forma constante no merece ser querida. Así que lo que no acepto para mí, no se lo deseo a nadie. Por favor, Josep, demuestra tú un poco de amor por la verdad, por el rigor y por tu profesión. Y ya, de paso, por los espectadores.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

NOTICIAS RELACIONADAS

Comentarios