Actualidad

AVISPAS ASESINAS

El estremecedor vídeo del ataque de la avispa asiática a una colmena de abejas

La grabación muestra la actividad de la llamada “avispa asesina”, que está convirtiéndose en una plaga que crea incertidumbre entre los apicultores, atacando a su víctima predilecta, la abeja común, en su propia colmena. Pero, ¿puede resultar un problema grave para el ciclo biológico de las abejas? ¿Es peligrosa para el hombre?

sep 10 / 2016

Crédito para César Galdo Paz, vecino de San Surdiño por grabar a 240 fps la actividad de una colmena. En el vídeo puede verse cómo una cuadrilla de avispas asiáticas ataca sin pensárselo dos veces a toda una colmena. Así, sin miedo. Las abejas son cazadas por las avispas cuando entran o salen de la colmena, parece que cuando están juntas, no hay peligro.

La elección del tema The end de Los Doors es un poco grandilocuente, pero, la verdad, consigue el efecto dramático que pretende. Las gélidas notas de la melodía vocal de Morrison caen en compases que se hacen más tristes cuando una de las pequeñas abejas es capturada como un pajarillo por las avispas. Las matan golpeando su mandíbula.

La textura cinematográfica de la tragedia recuerda a una película bélica, más concretamente a Apocalipsis Now, por el uso de la canción. Ya puestos, yo habría puesto Las Valkirias de Wagner, puesto que estos himenópteros en acción, suspendidos en el aire a cámara lenta, como siniestros ángeles de la muerte, me recuerdan a los helicópteros de la película de Coppola.

Este año, de vacaciones en Galicia, paseaba por un caminito hacia la playa de una pequeña localidad costera. Como biólogo, me cuesta no ir mirando hacia los lados, al suelo, y en las flores para ver insectos y todos los bichos que me fascinan.

En uno de estos repasos me encontré una avispa muy grande muerta en frente, la cogí con cuidado y observé que no era de una especie que me sonara. En mis veranos en el campo aprendí cuales eran todos las tipos de himenópteros de gran tamaño que hay en la península, coleccionándolos, y ninguna de las que recordara se parecía.

Se asemejaba mucho, eso sí, a una especie que por la zona de la meseta llaman "El cabrón", un nombre que siempre me había hecho mucha gracia, porque cuando mi padre me contaba de su existencia, era la primera vez que le escuchaba decir una palabrota. La Vespa crabro es nuestro avispón autóctono y siempre ha convivido sin problemas con los apicultores. Son algo más grandes y su color entre rojizo y marrón las diferencia de las tonalidades más oscuras que la avispa asiática.

Una especie invasora, verdugo de abejas

Es normal que no me sonara, la avispa asiática o Vespa Velutina, tan solo lleva en nuestro país seis años y de momento, sólo se están dando casos en el norte del país, principalmente en Galicia y Asturias. Llegó desde Francia, en donde había entrado a través de un cargamento de cerámica de Asia. Su población se expande como la pólvora. Su capacidad de reproducción les lleva a conquistar unos 50 kilómetros anuales.

Gracias a su capacidad de vuelo de grandes recorridos y también por el trasporte de mercancías, con algún polizonte inesperado en hibernación. También, influye su gran capacidad de reproducción y dispersión de nuevas fundadoras: basta una sola reina para desarrollar un nido, que puede llegar a crear otras nuevas 500.

Avispas

El gran problema para la economía es que una sola de estas avispas es capaz de cazar entre 25 y 50 abejas al día. Su tamaño les da bastante miedo y las atacan sin problemas. Luego las despedazan y hacen bolas para alimentar a sus larvas en los nidos.

Su dieta es, en un 80% , la abeja común. Por eso, el impacto socioeconómico en las zonas melíferas es acuciante. La mortalidad de la abeja ha aumentado un significativo 30% en sólo cinco años. Por lo menos, parece que no pueden entrar tan fácilmente en un panal, las abejas forman un pequeño muro con sus propios cuerpos, como se puede ver en el vídeo. Si se cuela alguna, la rodean y baten las alas a su alrededor. Con este método sube la temperatura. Si consiguen llegar a 45 grados matan a su enemiga. Su ventaja: una abeja común aguanta hasta 50 grados.

¿Es peligrosa? ¿Como se combate?

Comiendo en un restaurante al aire libre, en la misma localidad costera, me di cuenta de que estaba muy cerca de una viña. Allí pude ver al animal en todo su esplendor. Hordas voladoras muy oscuras que daban bastante miedo.

El camarero, para quitar importancia al asunto, me dijo que no eran peligrosas. Como no me fio, consulté más sobre la especie. Efectivamente, no sólo no son agresivas, sino que su picadura, si llega a darse de forma casual, no es más peligrosa que la de una avispa o abeja común. Pero ojo los que tengan alergia, claro.

Aquello me tranquilizó, pero el problema no es ese. Su actividad está en pleno conflicto con los apicultores y los métodos para combatirla son aún puestos en duda, a pesar de ser variados. Se hacen partidas en primavera, la época de mayor expansión, para localizar nidos y retirarlos, incluso se están empezando a adiestrar a algunas aves depredadoras como halcones y abejarucos y se estudia el posible papel del avispón autóctono.

En efecto, nuestro "cabrón" autóctono está en pugna territorial con la avispa asiática y, de momento, parece que es más fuerte que ella y las intimida.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

NOTICIAS RELACIONADAS

Bandera británica
abr 18

IDIOMAS

Los errores más comunes que debemos evitar para que el inglés deje de ser la asignatura pendiente

La mala pronunciación y la tendencia a expresarnos en ‘spanglish’ cuando no sabemos las palabras son los fallos más importantes que cometen los españoles al hablar en inglés. Dicen los informes que nos sentimos cohibidos a la hora de conversar, y en Gonzoo os ayudamos a superar esa vergüenza con algunas reglas básicas, para que no acabéis hablando como algunos de nuestros políticos.

Un niño escribiendo en inglés en una pizarra
feb 28

IDIOMAS

Hablar inglés: la asignatura pendiente de los españoles

Por tercer año consecutivo el nivel de inglés de los españoles cae, según el último estudio EF English Proficiency. Un informe que evidencia que el mayor “fracaso” de los españoles es la conversación. Y del que se desprende que los altos ejecutivos poseen menores aptitudes en este idioma que empleados en puestos inferiores.

Comentarios