Actualidad

LA NUEVA MODA

Tú también puedes tener tu propio autobús tuneado

Los autocares de Hazte Oír y Podemos, el ‘Tramabús’, han llamado la atención de España entera. Quizá no sean los últimos, realmente no es tan difícil conseguir uno para mandar cualquier mensaje.

abr 20 / 2017

Los autobuses están de moda y parece que lo seguirán estando -en Madrid, al menos- si se sigue incentivando el uso de transporte público o si los aficionados de fútbol siguen acudiendo a las llegadas de los autobuses a los estadios de sus equipos para alentarlos antes de un encuentro trascendental. Pero esos no son los motivos. La causa es otra: los polémicos autobuses de Hazte Oír y de Podemos. No hace falta decirlo, pero los mensajes de la organización ultracatólica y de la formación morada de izquierdas contra las personas transexuales y contra las 'tramas', respectivamente, han generado crispación a mares.

Es normal. Las modas a veces gustan a la mayoría, otras a unos pocos y existen algunas que todos odian. El caso es que generan expectación y consiguen una ingente cantidad de adeptos. Generalmente se habla de ropa, de redes sociales o de juegos; pero, ¿por qué no también mandar mensajes a través de autobuses? ¿Por qué no convertir en realidad todos esos autobuses que circulan por la red? ¿Y qué tal uno con una idea propia?

BUS

Realmente no es tan difícil

En Gonzoo hemos contactado con diferentes compañías de alquiler de autocares  - Hermanos Montoya, Autocares del Olmo, Autocares Julia o Autocares Ruiz Muñoz- y hemos descubierto que no tiene gran complicación hacerse con uno. 

Como para ir a la peluquería, es mejor pedir cita con antelación. Si uno quiere un autobús para el mismo momento en el que llama es posible que no exista disponibilidad. Las empresas tienen su propia agenda y aseguran que suelen tener vehículos preparados, pero nunca se puede saber, y más en época alta en la que muchos colegios los alquilan para llenarlos casi a rebosar para disfrutar de un buen día de excursión. Además, proporcionarán siempre un conductor. Siempre, aunque se solicite que no y se tenga licencia para conducir un transporte de semejante envergadura. 

La controversia llega a la hora de rotularlo. Alguna como Ruiz Muñoz no lo permite. Los demás nos cuentan que la elaboración del vinilo o pegatina se tendría que llevar a cabo con una empresa aparte que se encargue de tal trabajo. Sin embargo, los propietarios del autocar tienen la última palabra. Es decir, no permitirán que un mensaje ofensivo o aborrecible -según la política de la empresa- aparezca en sus vehículos, por muy alto alquiler que pretendas pagar. 

BUS

Lo que más interesa: la guita, el parné, el dinero. Es caro. Si esperabas unas cuotas cercanas a las de Uber o Car2Go, lamentamos decirte que no tiene nada que ver. El precio variará en función del tiempo de alquiler o del kilometraje, ya que no es lo mismo circular por el centro de la capital, donde la velocidad suele rondar los 30 kilómetros por hora, que un viaje de Barcelona a La Coruña. Según cuentan en Hermanos Montoya, mantener 10 horas el autobús por el centro de Madrid costaría en torno a los 500 euros. Y eso sin contar con los posibles desperfectos por negligencia del cliente. Romper las cortinas, sillas o una pedrada como consecuencia de que alguien discrepe de tu mensaje entraría dentro de estos costes extra.

En resumen, hacerse con un autobús y ponerle un logo o mensaje no es complicado mientras no se infrinja la política de la empresa y mientras haya dinero para pagar todos los costes, que no son pocos. Si estás interesado o interesada, pregunta a Hazte Oír y Podemos si lograron algo más allá de estar en el foco de atención.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

NOTICIAS RELACIONADAS

Fotógrafo y modelo de éxito día, hombre sin techo de noche
nov 12

LA HISTORIA DE MARK REAY

Fotógrafo y modelo de éxito de día, hombre sin techo de noche

Mark Reay pasó seis años compaginando una doble vida que ha quedado reflejada en el documental 'Homme less'. Una historia de (falsas) apariencias en las que el mismo actor de éxito que trabajaba con Robert de Niro o el diseñador Marc Jacobs de día, pasaba sus noches durmiendo al aire en una azotea de Nueva York ante la imposibilidad de pagar un alquiler. ¿Todo vale cuando el objetivo es perseguir tu sueño?

El 'antiarte' se llama fluxus y está en Extremadura
may 08

MOVIMIENTO ARTÍSTICO

El 'antiarte' se llama fluxus y está en Extremadura

Ciudades como Nueva York o Berlín se nos vienen a la cabeza al pensar en arte contemporáneo. Pero gracias a Wolf Vostell, Malpartida de Cáceres (Extremadura) se convirtió en un lugar relevante: el artista alemán llevó el arte fluxus a esta localidad. María Pérez expone esta historia en el documental 'Malpartida Fluxus Village'

Comentarios