Humor

‘VENDING’ EXTRAÑO

Zapatos post-fiesta... y otros productos bizarros de las máquinas expendedoras

Cangrejos vivos, bicicletas, zapatos de emergencia post-fiestorro, iPods, barritas de oro, caviar y champagne o cabello humano. Una lista de los objetos más raros que pueden comprarse en máquinas expendedoras.

nov 27 / 2016

Si se puede envasar y colocar en fila hay muchas posibilidades de que alguien acabe metiéndolo en una máquina para hacer negocio con ello y de que exista un público dispuesto a comprarlo. Y es que una de las mayores ventajas de la vida moderna en entornos urbanos ha sido siempre la de tener a mano todo tipo de vending disparatado.

iPods

Prueba

Alguien ha tenido la maravillosa idea de arrimar el mundo del vending al del consumismo tecnológico para satisfacer a todos aquellos que no pueden asistir a una reunión de influencers, visitar el Starbucks o salir a hacer running sin llevar el iPod encima. En puntos selectos de Norteamérica, principalmente aeropuertos y centros comerciales, unas máquinas exclusivas permiten a quien tenga fondos suficientes en la tarjeta pescar algo del catálogo de Apple.

Refrescos de doce en doce

Prueba

En Texas son un poco bestias para todo y, siguiendo la tradición culinaria americana de considerar que un menú para Godzilla equivale a una ración apara una persona, a Melvin Eaker y Dan Cooper se les ocurrió que a lo mejor el tejano medio estaba cansado de sacar las latas de refresco de la máquina de una en una y era necesario un nuevo formato más acorde con sus hábitos de consumo. La gigantesca máquina expendedora que han fabricado este par de emprendedores reparte las latas en packs de doce.

Bicicletas

Prueba

Las estaciones de bicicletas a disposición de la ciudadanía no son algo novedoso, en Gijón o Barcelona las bicis compartidas hace años que circulan por las calles. En el caso de otros lugares de Europa, como los países bajos, este tipo de servicios cuenta además con aparatosas máquinas expendedoras de los vehículos.

Oro

Prueba

En lugares tan selectos como el Emirates Palace, hotel de Abu Dabhi, es posible encontrar instaladas este tipo de instalaciones Gold to go donde cualquier puede, tirando de tarjeta e hipotecando su vida, sacar un hermoso puñado de barritas de oro.

Bananas

Prueba

En Japón, las bananas son un alimento muy popular para los usuarios del metro y, a causa de tanta demanda subterránea, varios racimos de dicha fruta se han hecho fuertes en las máquinas expendedoras de las estaciones.

Caviar

Prueba

A Kelly Stern y Brian Scheiner se les ocurrió convertir el mundo del picoteo de snacks de máquina en algo glamuroso y con esa idea montaron la empresa Beverly Hills Caviar ofreciendo caviar y otros alimentos de lujo, con precios que oscilan desde los treinta hasta los quinientos dólares, en sus máquinas instaladas en centros comerciales de Los Ángeles.

Moët & Chandon

Prueba

Champagnes Moët & Chandon en una máquina expendedora. Tras descubrir que existen otras que venden caviar esto es algo que puede sonar hasta lógico y humilde.

Cómics

Prueba

Los franceses nos llevan años de ventaja en cuanto al hábito y consumo de bocadillos y viñetas. Quizás por eso no es de extrañar que a alguno de ellos se le haya ocurrido venderlos a bajo precio como si fuesen aperitivos.

Cangrejos vivos

Prueba

Por la razón que sea, en China han observado una demanda tan importante de cangrejos vivos como para considerar meterlos en una máquina de vending. El aparato conserva a los animalillos a una temperatura que les permite mantenerse en estado de hibernación.

Zapatos post-fiesta

Prueba

La tregua para los tacones y zapatos apretados durante las mañanas de domingo. Una máquina expendedora de calzado cómodo y de emergencia para las horas posteriores a la fiesta.

Cabello humano

Prueba

Al empresario Marvin Kilgore se le ocurrió explorar el mercado de venta del cabello humano a través de máquinas expendedoras colocadas en centros comerciales. Con precios que van desde los 60 a los 250 dólares su negocio cuenta con más de cuarenta de estas dispensadoras de extensiones.

Cupcakes

Prueba

Durante un embarazo las cupcakes se convirtieron en el principal antojo de Candace Nelson y tras un par de jornadas sin poder encontrar un local donde adquirir material para saciar su mono llegó a la conclusión de que montar un negocio de expendedoras de cupcakes durante las veinticuatro horas del día era una idea con futuro. Con máquinas en Beverly hills, Chicago o Nueva York la compañía de Candace ofrece incluso cupcakes para perros y funciona de manera sorprendente: la expendedora de Beverly Hills despacha mil cupcakes al día y ha llegado a romperse por el exceso de uso.

Cachopos

Prueba

En 2016, el ovetense barrio de Vallobín ha sido testigo del que pudiera ser el mayor avance evolutivo de la humanidad en varias décadas: la máquina de vending de cachopos. El futuro ya está aquí y probablemente con esto ya hemos cumplido como especie.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

NOTICIAS RELACIONADAS

Black Friday
nov 23

BLACK FRIDAY

‘Black Friday’ y otras fiestas importadas

El día que más productos se venden al año se acerca. Todo un acontecimiento social plenamente asentado en España, pero no el único. Repasamos otros que plantaron bandera antes en nuestro país.

Comentarios