Series y cine

LO NUEVO DE NETFLIX

Se estrena ‘Por trece razones’, una sutil serie adolescente sobre la muerte y la culpa

Hemos visto los cuatro primeros episodios de ‘Por 13 razones’, que debuta mañana en Netflix, y superan las expectativas de las series juveniles al uso. Inspirada en una novela homónima, analiza las consecuencias del suicidio de una joven en aquellos que la rodean.

mar 30 / 2017

A este ritmo casi semanal de estrenos seriéfilos, no es tan fácil encontrar un título de Netflix que realmente merezca la pena. Por un lado, entre tal cantidad tiene que haber algo bueno, pero, por otro, esa estrategia tan generalista impide afinar bien el tiro. Es precisamente eso, producir un gran número de ficciones para todos los públicos, lo que quiere la plataforma, y lo cierto es que en esta ocasión ha acertado con un género sometido siempre a recelos, el adolescente. Las comparaciones no son siempre fiables, pero no podemos callarnos esta tan improbable: Por trece razones es un encuentro entre Donnie Darko y Bajo la misma estrella, una historia sobre un grupo de jóvenes que se enfrentan a un imprevista y triste forma de madurez cuando tienen que asimilar su parte de culpa en el suicido de una amiga.

Por trece razones, que aterriza al completo mañana viernes 31 de marzo en Netflix España, lleva unos meses generando cierto ruido en el universo seriéfilo, sobre todo en el más abierto a la teen fiction. Un hype que se debe a dos motivos: el primero, contar con Selena Gómez, joven estrella del pop empujada a la madurez (por padecer lupus, entre otras situaciones) como productora ejecutiva; el segundo, estar basada en una novela homónima de Jay Asher, que en 2007 obtuvo muy buenas críticas y una gran participación de sus fans juveniles. El recibimiento de los primeros episodios de la serie también ha sido positivo, aunque hay quien no se fía del modelo Netflix. ¿Sobrevivirá Por trece razones a los trece episodios de rigor de la plataforma? El hecho de que la ficción se amolde a la estructura de la novela es un buen augurio, y además lo es el tono entre entrañable y misterioso que han conseguido.

Pero, ¿de qué va exactamente Por trece razones? La serie comienza poco después del suicidio de Hannah (Katherine Langford en un papel muy complejo y muy bien resuelto), cuando uno de sus mejores amigos, Clay (Dylan Minnette, un joven al que hemos visto en ficciones como Scandal y Awake y que siempre es una apuesta segura) recibe varias cintas de casete en las que ella culpa de su muerte a trece personas. Él no ha sido el único en recibirlas, pero sí el protagonista de una de ellas. ¿Qué hizo para decepcionar a su amiga y precipitar su muerte? A partir de ese momento, Clay percibirá los efectos que las confesiones de Hannah han tenido en sus compañeros de instituto; no solo les hará enfrentarse a su ausencia y al duelo por su marcha, sino a la responsabilidad de sus actos, desde los más reprobables, como el bullying y el acoso, a los más insignificantes, en apariencia, como dejarla en la estacada.

Jóvenes frente al bullying y el abuso

El formato de Por trece razones es tan particular como parece, y lo cierto es que funciona en esa complejidad, al menos en los primeros cuatro episodios que hemos podido ver. Tiene elementos del drama adolescente a los que estamos acostumbrados (hay arquetipos que siempre sirven, como el chico apocado o el capitán del equipo), y también de un misterio algo tenebroso. Pero sobre todo es una serie muy madura y muy sensible, desoladora pero bonita en cierta forma, sobre la muerte y el duelo (hay momentos muy emocionantes, en los que Clay casi puede tocar a Hannah solo escuchando sus cintas), sobre la culpa y la necesidad de hacernos responsables de lo que hemos provocado. Por un lado, es duro ver a chicos tan jóvenes lidiando con situaciones que muchos adultos nunca han vivido; por otro, es el peaje de lo despreciable de sus actos. ¿Si dañamos como adultos, por qué no afrontarlo como tal?

Lo más interesante de Por trece razones en su intento de tratar a los adolescentes (no solo a los personajes, también a la audiencia) con esa madurez es que pone sobre la mesa cuestiones de actualidad y de necesaria concienciación como el bullying o el abuso. No es que lo aborde de forma blanca ni haga pedagogía, pero es una buena bofetada para aquellos que lo cometen o que hacen la vista gorda sobre ello.

La única pega es la evolución del personaje de Hannah. ¿Es justo culpar al resto de personajes de su muerte? ¿Es el suicidio una decisión personal o un cúmulo de circunstancias y culpas? Esperemos que Por trece razones, que ha comenzado con buen pie, profundice algo más en ese debate, y que no caiga en lo repetitivo de los trece episodios de rigor. Por ahora, cada uno de ellos se centra en un personaje diferente, y da la sensación de que aún hay muchas cintas por escuchar y misterios por descubrir.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

NOTICIAS RELACIONADAS

'Por trece razones'
abr 15

‘TEEN FICTIONS’ ICÓNICAS

‘Por trece razones’ y otras series (no tan) adolescentes que no te puedes perder

La serie de Netflix se ha convertido en el fenómeno de las últimas semanas al poner el foco en el suicidio y en el 'bullying', pero no es ni mucho menos la única ficción adolescente arriesgada que conocemos. Recogemos varias 'teen fictions' que, como 'Por trece razones', se dirigen a un público juvenil inteligente y más maduro de lo que pensamos. ¿Las conoces?

Tercera temporada de 'Broadchurch'
abr 08

FICCIÓN EUROPEA

10 series británicas actuales de las que debes estar pendiente

En un mes inabarcable en lo que a propuestas de series de televisión se refiere, hacemos un alto en el camino para recordar las que nos llegan desde Reino Unido. Y no lo hacemos para crear ansiedad, sino por si queréis reevaluar vuestra watchlist con otras ficciones interesantes. El thriller y el melodrama siguen muy vivos en la televisión británica.

Comentarios