Series y cine

SÉPTIMA TEMPORADA

Vuelve 'The Walking Dead': ¿debería la saga 'zombi' plantearse su final?

Aprovechamos el regreso de 'The Walking Dead' y el reciente desenlace de su spin-off, Fear TWD, para reflexionar sobre el estado creativo de la franquicia zombi. ¿Sabrá reinventarse con la llegada del malvado Negan? ¿Deben ir pensando un cierre para la saga?

oct 24 / 2016

The Walking Dead está siempre en el ring. A pesar de ser un título ya de largo recorrido y con marca propia en el imaginario popular, el éxito de AMC genera tanto comentario social como una serie que acabáramos de descubrir, en un fenómeno solo cercano a Juego de Tronos. Es también una de las producciones que más divide a los espectadores y a la crítica, clave en la deriva de la teleficción actual para muchos, un despropósito sobrevalorado para otros. Es incuestionable que The Walking Dead, a la que se sumó el spin-off Fear The Walking en 2015, con muchos de sus vicios y virtudes, es una serie difícil y desigual, pero también que inauguró una etapa televisiva de mundos más oscuros. Tal vez sin ella sería más complicado entender el boom de Juego de Tronos, o el aplauso a The Leftovers.

La serie volvió a la arena mediática el pasado domingo con el debut de la séptima temporada (en España la emite Fox), precedida por el desenlace de la segunda entrega de Fear TWD. AMC ha encontrado en este par, la ficción original en invierno y su companion en verano, la solución a la cuestión de audiencias. Que la cadena va a intentar estirar el chicle todo lo posible es una verdad a la que es absurdo enfrentarse, tanto como negar que la saga ya ha dado muchos síntomas de desgaste. Al regreso de The Walking Dead le precede también la polémica con que se despidió la entrega anterior: dejarnos con la incertidumbre del futuro de sus personajes tras utilizar esa muerte como el gancho para la recta final. La serie ha sido además renovada por una octava temporada, pero, ¿le queda algo que contar?

Cuando TWD quiso ser Juego de Tronos

The Walking Dead responde por fin a la gran pregunta. ¿A quién ha matado Negan? Se estrena con sorpresa y con uno de los villanos más interesantes de la franquicia; el fichaje de Jeffrey Dean Morgan, que conquistaba hace unos meses en The Good Wife, sirvió para darle fuelle al desenlace de una de las temporadas más explosivas, aunque también controvertida. La sexta entrega de The Walking Dead jugó con la falsa muerte de Glenn, una maniobra que, si bien recordaba a la estrategia de Jon Nieve en Juego de Tronos, no se resolvió con el mismo ingenio ni el mismo clamor del público. Los creadores sí acertaron con la trama de Alejandría, una de las mejor armadas de la serie, que convirtió a Rick Grimes en un líder reprobable, vanidoso y falible, pero volvió a fallar en el remate de cabeza.

La cuestión no es si el retorno de The Walking Dead ha estado a la altura, sino si lo estará en adelante. La serie ha demostrado que su irregularidad, con capítulos de acción frenética combinados con un doloroso drama de personajes, es una forma de explotar narrativamente el Apocalipsis, donde la desesperación (imaginamos) convive con el aburrimiento absoluto. ¿Ofensiva o defensiva? ¿Tender puentes o combatir? ¿Matar o morir? The Walking Dead se sirve de esta estructura de novela río, que AMC puede alargar hasta el infinito, para seguir planteando retos a sus protagonistas, por muy redundantes que sean. Y quién mejor para reimaginar sobre la marcha este universo que su creador, Robert Kirkman, autor de la novela gráfica y también productor de la franquicia televisiva.

Escena de The Walking Dead

Fear TWD, el mismo camino de la original

Kirkam es uno de los creadores, junto a Dave Erickson, del spin-off de la serie, Fear The Walking Dead (AMC la emite en España), que narra los primeros meses de la invasión zombi. Esta ficción companion (no es un spin-off como tal, pues no comparten personajes por ahora) se enfrentó a muchos recelos antes de su estreno, aunque la primera temporada fue toda una sorpresa: nos situaba en un mundo que sí conocíamos, la normalidad antes de la enfermedad, para introducirnos más tarde en el Apocalipsis. Además, Fear TWD ponían en práctica un tono diferente al de la serie original, terror más mainstream y menos solemne. Por desgracia, AMC ha querido explotar al máximo su segunda temporada, que, a pesar de ser más fresca que The Walking Dead, ha sufrido el desgaste del doble de episodios.

Fear The Walking Dead ha demostrado sus propias virtudes, como sus protagonistas, sobre todo los personajes de Madison (Kim Dickens) y Nick (Frank Dillane), o el acierto que TWD nunca logró al tratar las relaciones paterno-filiales (la trama de Travis y Chris), pero ya le pasan factura los mismos vicios: evolución desigual, tramas repetitivas, secundarios innecesarios… ¿Debería la saga plantearse su final? Está claro que no porque lo digan los críticos AMC va a renunciar a su gallina de los huevos de oro, pero es una realidad cada vez más notable que han alcanzado su límite creativo, o que no saben trascenderlo de forma ingeniosa. The Walking Dead ha sido una serie paradigmática, pero siempre a la sombra de sus imperfecciones, y alargarla indefinidamente solo servirá para desdibujar aún más su contribución.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

NOTICIAS RELACIONADAS

'Por trece razones'
abr 15

‘TEEN FICTIONS’ ICÓNICAS

‘Por trece razones’ y otras series (no tan) adolescentes que no te puedes perder

La serie de Netflix se ha convertido en el fenómeno de las últimas semanas al poner el foco en el suicidio y en el 'bullying', pero no es ni mucho menos la única ficción adolescente arriesgada que conocemos. Recogemos varias 'teen fictions' que, como 'Por trece razones', se dirigen a un público juvenil inteligente y más maduro de lo que pensamos. ¿Las conoces?

Tercera temporada de 'Broadchurch'
abr 08

FICCIÓN EUROPEA

10 series británicas actuales de las que debes estar pendiente

En un mes inabarcable en lo que a propuestas de series de televisión se refiere, hacemos un alto en el camino para recordar las que nos llegan desde Reino Unido. Y no lo hacemos para crear ansiedad, sino por si queréis reevaluar vuestra watchlist con otras ficciones interesantes. El thriller y el melodrama siguen muy vivos en la televisión británica.

Comentarios