Cargando...

Gonzoo

Sexo /

sep 23 / 2013

ESTATUS SOCIAL Y SEXUAL

Virginidad masculina y autoestima

Actualmente, parece que los hombres están obligados a perder la virginidad cuanto antes. Un estudio de la Universidad de Penn State (EEUU) determina que los hombres que no son vírgenes tienen más autoestima que los que aún no se han desflorado

Siempre que se trata el tema de la virginidad lo solemos enfocar hacia el ámbito femenino. Pero para ellos es más importante de lo que pensamos, no sólo a nivel sexual, también dentro del estatus social que genera. Hoy en día parece que los hombres están obligados a perder la virginidad cuanto antes, da igual la forma.

Aquel que llega una edad sin haber estado con una mujer será considerado el rarito. Los modelos impuestos son sólo eso, modelos, pero en muchas ocasiones pueden llegar a dañar la autoestima de las personas.

Este estudio fue realizado por la Universidad de Penn State (Pensilvania, Estados Unidos) y posteriormente publicado en el Journal Of Adolescence. Los hombres y mujeres captados para la muestra eran universitarios con edades comprendidas entre los 17 y los 19 años. Según la encuesta, los chicos que habían mantenido relaciones sexuales con una mujer eran más felices que los que aún eran vírgenes. Su autoestima y su seguridad en sí mismos eran mucho mayores y, por tanto, ostentaban una mejor fama o estabilidad social.

Sexo y estatus

Parece que la sociedad discrimina a aquellas personas que quieren esperar el momento adecuado o a las que simplemente no les ha llegado. Sí es cierto que hay factores como la vergüenza que impiden no sólo mantener relaciones, sino también llegar a conocer a fondo a una persona de diferente sexo.

Por otra parte, venimos de un modelo bastante conservador en el que perder la virginidad significaba el paso hacia la madurez sexual y que por ello debíamos estar totalmente seguros de la persona elegida para ello. Hoy en día, para muchas mujeres la situación no ha variado.

Sí lo ha hecho para el hombre, ya que se siente presionado por una sociedad en la que el sexo ocupa gran parte de la adolescencia y la juventud. El chico que más ha ligado suele ser el que mejor posición social tiene. Por el contrario, el que no se come un colín queda apartado de la mayoría de saraos adolescentes.

Fantasmas virginales

La perdida de la virginidad es algo que ni tiene tanta importancia como se le ha dado ni tan poca como ahora. Este proceso, que suele ocurrir en la adolescencia, no es más que una fase más a lo largo de nuestra vida sexual. No se es más hombre o más mujer por tener más relaciones sexuales. La calidad, además, debe primar por encima de la cantidad y por otro lado, la discreción debe ser el valor supremo que ensalce la autoestima de nuestros cuerpos.

Recordad que aquellas personas que se dedican a contar sus andanzas son las primeras que más inseguridades tienen. ¿No dicen aquello de 'dime de qué presumes y te diré de qué careces'? Pues eso, que por la boca muere el pez.

Comentarios