Zoom

INICIATIVA PARA DENUNCIAR EL PARO

'Los Olvidados' de la crisis dan la cara

Un grupo de artistas ha puesto en marcha un proyecto fotográfico para «llamar la atención de la ciudadanía y dar visibilidad a un colectivo cada vez más transparente: los parados». Hace una semana llevaron a cabo su primera acción: pegar el retrato de un joven desempleado por el centro de Madrid. Pronto la repetirán con nuevos rostros

mar 21 / 2014

Miguel tiene 25 años, vive en Madrid y es técnico de sonido. Desde hace un año y medio engrosa las listas del paro. Casi un millón de personas de su edad no tienen trabajo. Miguel es uno de esos ciudadanos a los que podría subirles el IVA de los productos básicos. Uno de esos jóvenes a los que la CEOE propone bajar el Salario Mínimo (645 euros al mes) para 'estimular' la contratación. Uno de esos españoles a los que se les retirará la tarjeta sanitaria si pasan más de tres meses en el extranjero y no cotizan en España. Miguel es uno de Los Olvidados. Y ha salido a la calle a dar la cara.

Hace una semana, varios carteles con su rostro aparecieron en el centro de Madrid. Nuevos retratos se unirán al suyo a lo largo de los próximos meses para refrescar la memoria a los ciudadanos: los seis millones de parados tienen un nombre y una historia detrás. «Somos fotógrafos, nos conocimos estudiando y por intereses comunes decidimos emprender un proyecto de carácter social que tuviese que ver con la fotografía. Quisimos que hablara de un problema social muy gordo actualmente en España, el paro», explica un miembro del Colectivo Los Olvidados.

ProyectoLosOlvidados2

El grupo está compuesto por cinco chicos y chicas de diferentes nacionalidades, pero prefieren mantenerse en el anonimato para ceder todo el «protagonismo» a las personas retratadas. El discurso de las cifras se ha normalizado y «la gente se empieza a relajar con el tema», apuntan, «pero es una situación que no podemos olvidar». El paro se ha convertido en un ronquido informativo con el que nos hemos acostumbrado a dormir. Lo oímos de fondo, pero ya casi no nos molesta. «No es que la gente haya bajado los brazos. Al contrario, sigue luchando, pero no es un tema que esté tan presente en las conversaciones del día a día», opinan.  

Mosaico del paro en España

Su forma de combatir esta tendencia es convertir la tasa de desempleo en rostros que hablen por sí solos en las calles. «[Los carteles] instalan el tema en tu mente de nuevo y de manera colectiva», explican. «También hemos pensado que, más allá de dar un toque de atención, igual a una escala muy pequeña podemos ayudar. Se nos ha ocurrido que en los próximos carteles podemos enlazar a través de códigos QR el currículo de una persona en situación de desempleo. O hacer un enlace a LinkedIn…», continúan. Cuando el proyecto haya despegado del todo, planean entrevistar en vídeo a cada retratado y compartir su historia en las redes sociales. El objetivo, crear un gran mosaico fotográfico y virtual del paro en España.

LosOlvidadosEmbajadores

Los carteles están impresos en blanco y negro y en tamaño A1. «La idea era mostrar sencillez. Que sea una persona normal, que esté con una luz natural, que no esté en estudio. La sencillez llama la atención. También tiene una estética tirando a antiguo, que va muy bien con el título: Los Olvidados», sostienen. «No queremos visibilizar el mensaje de forma agresiva ni dañar la integridad de las personas retratadas». Pagan el material de su bolsillo, pero no descartan lanzar una campaña de crowdfunding cuando la iniciativa sea más sólida. Aún están en pañales en la calle y en las redes sociales.

«Exponerse no es fácil»

«Conseguir a personas no es tan fácil como pensábamos», reconocen, y van alternando sus impresiones. «Muchísima gente está desempleada pero cuesta decirlo con una cara». «Exponerse no es fácil». «Tienen que fiarse. Nos dan su cara, sus datos, y tenemos total libertad para ponerla en cualquier parte». Esperan que, «cuando la gente empiece a ver más carteles y a conocer el proyecto», se den cuenta de que es una iniciativa «honesta» y quieran formar parte de ella. «Lo ideal sería tener una franja de edad enorme», desde los jóvenes que no encuentran su sitio en el mercado laboral hasta los mayores de 50 años que lo tienen más difícil para reengancharse.

«La gente se va a sentir identificada, se va a reflejar ella misma en esa situación», defienden. La teoría es esa; la práctica es que días después de la primera pegada, un cartel de Don Omar y otro de una marca de cerveza tapaban uno de sus retratos en la calle Fuencarral. La metáfora de un doble olvido. ¿La gente está concienciada como para pararse a reflexionar? «Probablemente no toda, pero con poquita que lo haga es algo ganado. Es como poner una semillita en un macetero». 

Dos de los cinco miembros proceden de Francia y Chile, pero asumen el problema como propio: «Vivo y trabajo en España. Me considero madrileña. Es un problema de mi sociedad. Me afecta tanto a mí como a cualquier otro ciudadano de aquí», defiende una de las chicas.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

SE DICE EN TWITTER

Qué se dice en Twitter...



NOTICIAS RELACIONADAS

gopnik port
feb 27

ANÁLISIS DE LA TRIBU URBANA

En España éramos canis, en Rusia son gopniks

Todo empezó hace más de un siglo en Rusia. Lo que en un principio eran organizaciones para el asilo de los más pobres, después derivó en auténticos nidos de delincuencia. Entonces, se llamaron gopniks

Anatomía de una calle tan infernal que todos la amamos
feb 23

LA GRAN VÍA DE MADRID

Anatomía de una calle tan infernal que todos amamos

Siempre ha estado ahí, aunque fuese como un terreno sin gigantes de hormigón. La madrileña Gran Vía agobia y encandila a partes iguales, convirtiendo a los seres urbanitas en simples hormigas de carne y hueso que andan, corren y caminan a los pies de los edificios

MSAP
dic 18

MADRID STREET ART PROJECT

Safaris urbanos: sin animales pero con mucho arte

El arte no se limita a las paredes de un museo. La calle es el lienzo que muchos artistas eligen como vehículo difusor de sus obras. Un colectivo madrileño se ha propuesto crear rutas por aquellos barrios en los que el arte urbano se muestra de una manera más explícita

Comentarios