Actualidad

EDUCACIÓN

¿Cómo elegir la universidad adecuada sin obsesionarte?

Es importante ser cabal y tener en cuenta, más allá de guiarse por la posición de cada campus, si realmente ese centro que ocupa el primer puesto se adecúa a lo que buscas y esperas de tus años de universidad, o si posiblemente aquel que ocupa una posición más baja cubre en mayor medida tus inquietudes académicas.

mar 18 / 2017

Cada año múltiples publicaciones, organizaciones e instituciones publican rankings y rankings en los que evalúan y clasifican las mejores cincuenta o cien universidades del mundo, las más valoradas por debajo de los 50 años, las más prestigiosas, las que ofrecen los mejores estudios dentro de cada ámbito, las que poseen los mejores campus, y un largo sinfín de listas que estudian y califican cada una de las posibilidades que ofrecen (o les faltan) a los centros universitarios de dentro y fuera de nuestras fronteras.

No está de más, antes de decantarse por una u otra universidad para cursar la carrera e incluso si te planteas la idea de salir fuera para ampliar tu formación, consultar algunos de los más prestigiosos rankings como los de Shanghai, los de QS Top Universities, los de Times Higher Education o el Academic Ranking of World Universities (ARWU) y poder hacerte una idea de cuáles son los centros que bien por su reconocimiento académico o por otros factores destacados que ofrecen encajan y se adaptan mejor a tus necesidades e intereses. También mirando de cara al futuro profesional, ya que muchos de ellos valoran las oportunidades laborales que garantiza cada universidad.

Sin embargo, es importante ser realistas a la hora de tomar una decisión que puede ser clave en tu futuro y tener en cuenta si realmente ese centro que ocupa el primer puesto se adecua a lo que buscas y esperas de tus años de universidad, o si posiblemente aquel que ocupa una posición más baja cubre en mayor medida tus inquietudes académicas.

Universidad

Así, desde la publicación QS Top Universities -una de las principales entre el mundo del ranking- ponen en evidencia cuáles son los errores que deben evitar los estudiantes a la hora de consultar y valorar las clasificaciones con las que se les bombardea cada año. Ante todo, recomiendan tener en cuenta que más allá de la sencillez aparente de éstos, su transfondo es mucho más complejo de lo que parece. Por tanto, es importante no malinterpretar su significado, y para ello exponen 4 claves.

No interpretes el ranking como si fuera un mensaje tallado en piedra por los dioses

Se debe tener en cuenta que las clasificaciones pueden aportar a los estudiantes un sentido general de las actuaciones de una universidad, pero deben tener en cuenta que no se trata de una imagen completa. Como puede suceder con aquellas instituciones más jóvenes, más pequeñas o altamente especializadas, que no pueden ser calificadas, por lo general, para su inclusión en las listas.

No hagas caso de las ‘agrupaciones’

A veces varias universidades consiguen puntuaciones relativamente similares pero son situadas en lugares diferentes del ranking. Por ello, desde QS Top Universities aconsejan mirar más allá del número que ocupan en la lista y valorar otros factores que hayan sido evaluados. Y recuerdan que es importante tener en cuenta que las clasificaciones pueden cambiar de un año a otro y que las universidad elegida puede subir o bajar posiciones. Así que no seas tan minucioso con las posiciones que ocupan e investigan más allá.

Compara las diferentes metodologías de cada ranking

No puedes asumir que un centro coincide al cien por cien con tus preferencias y prioridades habiendo valorado la metodología aplicada por una sola clasificación, pues cada una de ellas da prioridades y evalúa mediante dando prioridad a unos factores y características sobre otras. Algunas se centran en la investigación, otras se enfocan en la proporción de estudiantes por facultad y algunas tienen en cuenta la reputación de los empleadores.

No vivas flagelándote por no haber entrado en alguna de las universidades del ‘Top 10’

Ten en cuenta que hay múltiples universidades con una reputación y un recorrido respetable, y con grandes recursos, aunque no ocupen alguno de los primeros puestos de la tabla. Desde QS plantean que no siempre los centros que están en lo más alto de la tabla tienen por qué ser lo mejor para todos y cada uno de los estudiantes. Quizá al adentrarte más allá del número en el que se sitúan te des cuenta de que no se adaptan a lo que estás buscando para tu futuro académico o profesional, e incluso personal. Son muchas las universidades españolas que se encuentran por debajo del ‘Top 20’ o ‘Top 50’ pero que adquieren una buena valoración dependiendo de los ámbitos de estudios en los que se enfoquen.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

NOTICIAS RELACIONADAS

Comentarios