Actualidad

TRABAJO

Esto es todo lo que necesitas saber si quieres ser socorrista este verano

Gonzoo te trae la guía con los requisitos y las obligaciones para poder ejercer labores de vigilancia en las piscinas.

jun 17 / 2017

El calor ya se ha instalado, aunque el verano estrictamente aún no ha llegado, y ya están las piscinas a rebosar. Es habitual que las piscinas, salvo excepciones, cuenten con socorristas que velen por la seguridad de los bañistas, pero ¿qué es necesario tener en cuenta para dedicarte a este oficio? Desde Gonzoo te damos todos los detalles que necesitas saber sobre uno de los trabajos atemporales más solicitados entre los jóvenes.

¿Qué labor desempeña realmente un socorrista?

La función principal de un socorrista se basa en la vigilancia y salvamento de las personas que corran algún tipo de peligro dentro del agua. Es su labor estar atento a situaciones que pongan en riesgo la salud de los bañistas como una pelea, carreras por los bordes de la piscina, saltos peligrosos o ahogadillas. Sin embargo, si se produce algún altercado fuera de la piscina (cafetería, vestuarios, jardín, etc.), ya tengan que ver con la salud, con peleas o robos, quedan fuera de su responsabilidad y no podrá abandonar su puesto para atender a los afectados. Es importante estar mentalizado de que ser socorristas no le convierte en agente de seguridad.

El socorrista debe permanecer en su puesto de trabajo en todo momento durante el horario de baño. Vamos, que no puede moverse ni para ir al aseo y en caso de que sea una urgencia y nadie pueda sustituirle tendrá que pedir a los bañistas que salgan del agua. Pero bueno, siempre hay que ver el lado positivo y el hecho de ocupar ese puesto de trabajo te permite, siempre que avises a tu jefe, hacer bromas como la de este tipo.

¿Cómo llegar a ser socorrista?

En primer lugar, es necesario tener 16 años cumplidos y un nivel medio de natación. Además, en la mayoría de las comunidades autónomas se debe presentar el título que acredite formación en labores de vigilancia, prevención, salvamento y primeros auxilios. Los precios de estos cursos oscilan entre los 300 y los 400 euros.

Para poder llevar a cabo el curso que otorgará el título se pueden seguir una de estas dos opciones: tener el título de graduado en educación secundaria obligatoria o haber superado la prueba de acceso a la universidad para mayores de 25 años, o bien superar una prueba específica de acceso en la que se demuestre la profesionalidad y el dominio de las técnicas de natación relacionadas con el socorrismo y el salvamento. Podrás obtener el título en tres lugares diferentes: la Federación de Salvamento Acuático y Socorrismo de tu provincia, en la Cruz Roja o haciendo un ciclo formativo de grado superior de "Animación de Actividades Físicas y Deportivas".

Estas son algunas de las cualidades que debe tener un profesional en este ámbito: tiene que ser una persona ordenada, atenta, activa, abierta y sociable, con capacidad de decisión y de trabajo en equipo.

El hecho de superar el curso de formación te permitirá trabajar como socorrista de piscinas, parques acuáticos o piscinas naturales y monitor de salvamento y socorrismo.

Obligaciones

Como ya se ha mencionado, la obligación principal de un socorrista es la de salvamento, pero además es el responsable de realizar las tomas de muestra de agua necesaria y pasar el limpiafondos de la piscina, explican desde Legalitas. Por supuesto, es su deber no abandonar su puesto de trabajo bajo ningún concepto sin permiso expreso de una persona con autoridad suficiente.

A pesar de que pueda parecer un trabajo sencillo, realmente hay que tener ojo porque el hecho de no cumplir las obligaciones que se imponen puede acarrear problemas serios con la justicia. Repasemos algunos de ellos:

El hecho de no ayudar o no solicitar ayuda cuando una persona lo necesite y se encuentre en una situación de peligro grave conlleva una multa. Si el accidente ha sido ocasionado de forma casual por el mismo socorrista, se juega una pena de cárcel de hasta 18 meses. Además, en estos casos el socorrista tiene la obligación de auxiliar a la persona y por tanto, además de la pena impuesta será inhabilitado de su empleo temporalmente.

El hecho de cometer alguna imprudencia que lesione al bañista a la hora de ayudarlo también puede acarrear pena de cárcel. Lo mismo ocurriría, aumentando la pena, si en un caso similar la poca profesionalidad del socorrista produjera la muerte de la persona que necesita auxilio.

Otros datos de interés

  •  No todas las piscinas están obligadas a tener uno o varios socorristas. Por ejemplo, no es necesaria la presencia de los mismos en piscinas unifamiliares, aguas terapeúticas o termales y piscinas de uso colectivo de comunidades de vecinos de menos de 30 viviendas. En comunidades como Cataluña, la presencia del socorrista sólo será obligatoria para piscinas de más de 200 m2.
  • Salario. El sueldo habitual de un socorrista de piscina es de 6 euros la hora. En la playa oscila entre los 7 u 8 euros la hora.

"Lo más controlado posible"

Ismael Salguero tiene 23 y lleva ejerciendo como socorrista durante los últimos 5 veranos en una piscina municipal de Badajoz. "Nunca he tenido un incidente grave, y afortunadamente nunca ha tenido que hacer un rescate ni una reanimación", declara a Gonzoo. "Siempre intento tener la piscina lo más controlada posible para evitar accidentes y manejar todos los riesgos", añade.

En general está contento con su labor, aunque asegura que "a veces se hace pesado y es difícil mantener la concentración". Según Ismael, no es un trabajo mal pagado.

A modo de anécdota cuenta que en la piscina donde él trabaja el último día de apertura suelen hacerse todas las cosas que no están permitidas el resto de días de la temporada: bañarse con ropa, volteretas y saltos 'bomba', o tirar a los socorristas y al personal de la piscina al agua.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

NOTICIAS RELACIONADAS

Ramón Recuero forja
mar 05

RAMÓN RECUERO

El último artesano del metal en España

En un rincón de Toledo, se oyen los golpes metálicos de un martillo, que desafía al calendario y nos traslada de vuelta a la Edad de Hierro. Es la última escuela de forja artística y tradicional de España, creada para todos aquellos que busquen aprender este oficio

Comentarios