Actualidad

EMPLEO

Jefes, tomad nota: Esto es lo que esperan los jóvenes de vosotros

Una encuesta del Observatorio de Inovación en el Empleo revela que la clave está en que se tenga en cuenta la opinión de los empleados y que se reconozca el trabajo bien hecho.

sep 12 / 2017

Para muchos jóvenes su jefe ideal serían ellos mismos. El emprendimiento y autoempleo ha dado paso a una generación que se considera preparada y capacitada para tomar sus propias decisiones y sacar adelante proyectos y equipos de trabajo a pesar de su corta edad.

Pero a pesar de los cambios que está experimentando el mundo laboral ante el nacimiento de nuevas formas de empleo y la llegada de una generación que busca vías alternativas para hacerse un hueco en un mercado que parece estar al borde del colapso, son muchos los que siguen ocupando puestos tradicionales. De esos en los que han de escuchar y acatar las órdenes de los superiores, esos seres que a veces resultan inalcanzables, y de los que los jóvenes también esperan alguna que otra cosa.

Y es que no son únicamente los empleados los que deben cumplir con un perfil y unos requisitos que encajen con los intereses de la empresa. Las nuevas generaciones, cada vez más exigentes, esperan que sus jefes también respondan a una serie de cualidades que les conviertan en los “jefes ideales”.

Así se recoge en una encuesta que el Observatorio de Innovación en el Empleo (OIE), promovido por Adecco, ha planteado a los jóvenes españoles. Y en la que para el 41,1% “perfecto” se trata de una persona que tiene la capacidad de delegar sus asuntos laborales en el resto de su equipo, y que además sepa escuchar a sus compañeros y empleados. Mientras que un 35,6% lo que más valora no es el hecho de que le escuchen, sino que va más allá y cree que la clave está en que se tenga en cuenta su opinión. Y para los más tradicionales (el 23,3%) el “jefe ideal” ha de ser un ejemplo a seguir, así como un referente en la empresa y fuera de ella.

NOMBRE

Preguntados acerca de lo que un jefe debe aportarles a nivel laboral, los jóvenes lo tienen claro. La clave radica en la capacidad de un superior de estimular la superación personal de sus empleados. Algo que considera imprescindible el 65,6% de los encuestados; el 25,2%, en cambio, opina que un jefe debe reconocer el trabajo bien hecho y hacérselo saber a su equipo; y el 9,2% cree que lo más relevante de un jefe es que estimule la creatividad de sus empleados, impulsando ideas innovadoras y apoyándolas.

También saben diferenciar muy bien lo que para ellos es imprescindible y lo que no convierten a alguien en un buen jefe. En su opinión, la capacidad de organización, es para el 43,6% la cualidad básica que debe presentar todo superior, así como la empatía o habilidad de ponerse en el lugar de sus empleados, tal y como ha señalado el 20,9%.

NOMBRE

Sin embargo, el hecho de que sea o no una persona siempre dispuesta a trabajar o que encare el trabajo de una forma positiva no son tan relevantes. De hecho, solo un 9,8% y un 8,6% de los encuestados, respectivamente, las han elegido como las cualidades más importantes de un superior.

¿TRATAR AL JEFE COMO UN AMIGO?

En esta búsqueda del “jefe ideal” se plantea una duda: ¿los jóvenes esperan encontrar alguien al que poder tratar como un amigo más allá de lo estrictamente profesional? Y sí, resulta que para más de la mitad de los encuestados (un 67,5%) un jefe debe ser una persona cercana, a la que su posición no resulte ser un impedimento para tener una relación de amistad con los trabajadores. Así, un 11% considera que el simple hecho de que su jefe intente entablar una amistad es un signo de que se puede confiar en él. Sin embargo, llama la atención que, pese a que casi 7 de cada 10 jóvenes querrían que sus jefes fueran sus amigos, un 48,5% cree que en el entorno de trabajo un jefe debe asumir su rol y, por tanto, debería dejar su relación de amistad para momentos fuera del horario laboral.

NOMBRE

Los más clásicos (17,2%) no tienen demasiado claro si ser amigo del jefe es o no una buena opción. Y también están los que ni si quiera se plantean la idea (15,3%), y aseguran que sería un error mezclar el trabajo con la vida personal.


¿LAS DECISIONES LAS DEBE TOMAR ÚNICAMENTE EL JEFE?


Casi por mayoría absoluta (el 95,1%) las nuevas generaciones de trabajadores apoyan un estilo de “liderazgo democrático”, en el que el jefe toma las decisiones tras consultar las diferentes alternativas con su equipo. Frente a un 4,9% que cree que es mejor tener un superior autocrático que tome las decisiones de manera unilateral.

Esta encuesta evidencia además la iniciativa y la mayor capacitación de los jóvenes para resolver problemas por sí mismos. Y es que el 91,4% asegura que, para poder crecer profesionalmente, un buen jefe debe dejar que los empleados cometan sus propios errores y que aprendan de ellos. Esperan de sus jefes que sean personas que den libertad a sus equipos para que tomen sus propias decisiones.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

NOTICIAS RELACIONADAS

Comentarios