Actualidad

MODA POLÉMICA

Las peores ideas del mundo de la moda urbana

Esvásticas en bolsos de Zara, machismo tosco, sudaderas salpicadas de sangre, Kylie y Kendall Jenner aplastando a Jim Morrison, sexualización de menores o grilletes en el calzado de Adidas. Diez ejemplos de los peores errores de diseño de la moda urbana.

ago 12 / 2017

La moda cotidiana siempre ha surfeado entre los límites del buen gusto y la razón, pero en ocasiones se ha pasado de frenada y ha acabado metiendo la pata hasta el fondo en la zona que más cubre. Lo que se enumera a continuación son diez de las pifias más llamativas de sus creativos.

Covers desafortunadas

Kendall y kylie Jenner

A las hermanas Kendall y Kylie Jenner, famosas por acompañar a Kim Kardashian en sus desventuras televisivas, se les ocurrió la peor idea posible para lanzar una línea de camisetas: estampar sus jetas sobre las imágenes de figuras ilustres de la música como The Doors, Notorious B.I.G., Ozzy Osbourne, Led Zeppellin, Tupac Shakur o Pink Floyd. Los modelitos fueron retirados veinticuatro horas después de salir a la venta mientras las chicas se disculpaban alegando que aquellos diseños a lo mejor “no estaban demasiado bien pensados”. Probablemente también influyó la ira, los insultos y las acusaciones de apropiación cultural por parte del público en general y las demandas de los herederos de The doors y Notorious B.I.G. en particular.

Esvásticas cuquis


En septiembre del 2007 a Zara le tocó retirar y triturar toda una partida de bolsos de las tiendas por culpa de un estampado muy desacertado que ocultaba entre las flores y colorines unas relucientes esvásticas. La explicación oficial fue que el producto venía de un proveedor externo y la muestra que Zara había examinado previamente no tenía cosas nazis por ahí asomando.

Batsexismo


O cómo Walmart y Amazon creyeron en cierto momento que no iba a parecer machista poner a la venta camisetas con la frase “Entrenando para ser la mujer de Batman” cuando hubiera sido mucho más lógico algo como esto. Un sexismo similar al que salpicó las camisetas para niñas de JCPenny que anunciaban “Soy demasiado guapa para hacer deberes y mi hermano los tiene que hacer por mí” o la ropa femenina de Forever 21 que rezaba “Alérgica al algebra”.

Masacres vintage


El cuatro de Mayo de 1970 en la universidad estatal de Kent, Ohio, tuvo lugar una manifestación en contra de la guerra de Vietman que acabó degenerando en tragedia cuando la Guardia Nacional disparó contra los estudiantes matando a cuatro de ellos e hiriendo a otros nueve. Cuarenta y cuatro años después a Urban Outfitters se les ocurrió vender como prenda exclusiva una sudadera vintage salpicada de sangre con el logo de la Kent State University. Ante las críticas la empresa retiró el producto, que vendía por 129 dólares, y emitió una disculpa donde aseguraban que tampoco había para tanto porque no habían utilizado sangre real.

Ropa infantil inapropiada

Abercrombie & Fitch decidieron en 2002 comercializar una gama de tangas para niñas con frases como “guiño guiño”, “bésame” o “eye candy” impresas. De la tormenta de palos que les llovió por sexualizar a las niñas preadolescentes no aprendieron demasiado: en 2011 tuvieron los huevos de comercializar bikinis infantiles con push-up.

El niño con el pijama de rayas


Siete años después de liarla con los bolsos con esvásticas, a Zara se le ocurrió algo tan inocente como lanzar una camiseta para niños con una estrella de sheriff estampada en el pecho. El problema en este caso fue que aquello se asemejaba demasiado a los uniformes que vestían los prisioneros de los campos de concentración nazis. Como el Holocausto no es la mejor referencia comercial, y los niños con pijama a rayas solo funcionan bien en la literatura, la compañía optó por destruir toda la remesa de camisetas infantiles.

Busconas


Tras los Juegos Olímpicos de Londres en 2010, las atletas americanas se llevaron a casa cuarenta y seis medallas de oro y a Nike se le ocurrió celebrarlo con una camiseta femenina donde el texto “Gold digging” lucía en tonos dorados. Un juego de palabras con el término despectivo “Gold digger” utilizado para designar a mujeres interesadas en cazar varones con grandes cuentas bancarias. A pesar de que la ironía era evidente nadie se lo tomó demasiado bien.

Período

AMERICAN APPAREL

American Apparel, una polémica compañía acostumbrada a realizar campañas publicitarias protagonizadas por modelos y actrices porno en pelotas poniendo cara de orgasmo, encargó en 2013 a la artista canadiense Petra Collins un diseño para sus camisetas. Collins cumplió el encargo a lo grande: dibujando una vagina desmelenada con un flujo de la regla abundante y vistoso. Pese a las críticas la prenda se vendió como churros.

Camisetas de las SS


Más de uno flipó al descubrir que Walmart estaba vendiendo sin saberlo camisetas con la calavera que utilizó como emblema la 3ª División SS Totenkopf, un símbolo nazi que era interpretado como una inocente calavera pirata por aquellos que no estaban muy versados en la Segunda Guerra Mundial.

Grilletes deportivos

ADIDAS

A los de Adidas les dijeron de todo menos piropos cuando se les ocurrió anunciar un par de zapatillas deportivas con grilletes incluidos. Una idea que la gente asociaba con la época de esclavitud pero que su diseñador justificaba tirando de los ochenta: Jeremy Scott, el creativo responsable de aquello, aseguraba que era un guiño a un juguete de su infancia, el muñecajo My pet monster que también venía con grilletes naranja de serie.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

NOTICIAS RELACIONADAS

Comentarios