Actualidad

COMBATES

Un luchador de kickboxing gana con un golpe muy sucio y dos fans se toman la justicia por su mano

Dos seguidores del perdedor subieron al ring para linchar al rival.

jun 17 / 2017

Los deportes de contacto se han convertido en los últimos años en todo un fenómeno de masas, sobre todo gracias al crecimiento de la MMA (Mixed Martial Arts), encabezada por la ya famosísima en todo el mundo UFC (Ultimate Fighting Championship). En ella se han visto algunos de los momentos más duros del deporte con algunos golpes fatales, muchos de ellos totalmente antideportivos.

Sin embargo esta vez ha sido en otra disciplina, el kickboxing, donde ha tenido lugar uno de los golpes más duros de los últimos años, acompañado de un sorprendente resultado. Fue en el combate entre el holandés Murthel Groenhart y el armenio Harut Grigorian.

En cierto momento, finalizando uno de los asaltos y después de recibir un rodillazo en la cara, el armenio se giró y se dirigió hacia a su esquina. Fue entonces cuando Groenhart aprovechó para darle un puñetazo en la cabeza por la espalda, Cayendo Grigorian al suelo y quedando totalmente KO y sangrando abundantemente por la cara.

Aunque la acción no es ilegal, sí que puede ser considerada como juego sucio. O por lo menos así lo pensaron dos espectadores, que no dudaron en subir al ring y atacar al vencedor, quien no tuvo más remedio que cubrirse y esperar a que los miembros del equipo y los jueces intervinieran para alejar a los atacantes.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

NOTICIAS RELACIONADAS

Yoga
jun 24

PAZ INTERIOR

¿Por qué practicar yoga puede hacerte más feliz, según los científicos?

Hay muchos beneficios atribuidos al yoga que no necesitan debate, puesto que quienes lo practican encuentran numerosos cambios positivos en su día a día y los preparadores físicos conocen perfectamente su utilidad. Sin embargo, es posible que aún no entendamos el mecanismo a través del cual las posturas corporales influyen en nuestra mente. Un estudio reciente sugiere dónde están las raíces científicas de sus beneficios psicológicos.

Comentarios