Actualidad

ARTE

Un restaurador quita 200 años de barniz amarillento de un cuadro y la diferencia es asombrosa

La técnica de este profesional elimina los aceites que sobran en segundos sin dañar la pintura original.

nov 10 / 2017

Philip Mould, un galerista e historiador británico, ha patentado una técnica para la restauración de cuadros cuya pintura se ha hecho al óleo.

El procedimiento ordinario consiste en barnizar el cuadro con un elemento que, con el paso del tiempo, le da un tono amarillento y oscuro. Una de las 'víctimas' de esta fórmula era la pintura de La mujer de rojo (1618), propiedad de una colección privada.

Mould compartió un vídeo en su cuenta de Twitter en el que enseñaba cómo su barniz quitaba una capa gruesa de la pintura y revelaba sus verdaderos colores, ya que hasta el momento no se podían ver con claridad.

“Comenzamos la restauración tras unas extensas pruebas del barniz sobre una superficie oleosa en un panel de roble. Se creó una mezcla de gel y disolvente específicamente para quitar y no dañar la pintura de abajo, funcionando de forma más controlable”, explicó en una entrevista en The Telegraph.


Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

NOTICIAS RELACIONADAS

Comentarios