Creadores

WOVEN HAND EN CONCIERTO

«Amar a una persona es como amar a Dios»

A David Eugene Edwards se le conoce como el Reverendo, y como tal, se dedica a 'evangelizar' de una manera sutil a todo aquel que se somete a su música ceremonial. El líder de la banda Woven Hand compone unas letras que se atragantan en los oídos, en las que habla sobre el bien y el mal, la luz y la oscuridad. Y Dios, que lo impregna todo. El viernes 3 estará tocando en la sala Apolo (Barcelona) y el sábado 4, en la Joy Eslava (Madrid), embaucándote a través del rock para que te abandones a la fe

oct 03 / 2014

¿Y si fuese al revés? ¿Y si la serpiente sedujera a los no creyentes para que se liberasen de los pecados que nos atan el cuello, que nos estrangulan? La víbora que nos guía hacia el cielo, hacia Dios. Adán y Eva, expiados y bendiciendo la hierba, antes corrompida, en la que ahora se arrodillan. Si esa serpiente existiese, una igual de sibilina, igual de tramposa, que la que despojó a los primeros humanos del paraíso, sisearía como lo hace David Eugene Edwards (1968, Colorado).

Conocido como el Reverendo, Edwards, líder de la banda Woven Hand (y anteriormente de 16 Horsepower), sepulta a todo aquel que se somete a su voz bajo un abismo insondable de cuestiones: ¿qué es el bien y el mal? ¿Nos hemos corrompido los humanos? ¿Creer en Dios nos librará de la ruina moral? La toxicidad de la evangelización, la dificultad de querer respondernos a nosotros mismos y no poder. Y todo ello con una melodía ceremonial que suena a dentelladas hincándose en la carne. A religiosidad primitiva.

Huérfano de padre desde muy pequeño, Edwards pasaba gran parte del tiempo con su abuelo, que era predicador y ejercía en diferentes iglesias de Colorado. Por eso no es de extrañar que el vórtice de su música sea la fe. Un ejemplo claro es la canción 'Hiss', de su séptimo y último álbum, 'Refractory Obdurate' (2014). En ella, hay pasajes bíblicos del libro de Isaías que el cantante ha reproducido casi palabra por palabra. Pero lejos de simular una huida de la oscuridad, el efecto que consigue Edwards es el del cielo azul que repentinamente se cubre de nubes amenazantes. Una lucha constante consigo mismo.

«Escribir canciones es una forma de enfatizar aquello que me preocupa. Las cosas que hago, las cosas que no hago, las razones y las consecuencias, los resultados de todo ello. Es como si pusiera todas esas cosas bajo un microscopio. Como si miras tu mano muy de cerca y parece algo completamente diferente», explica el cantante a Gonzoo. «Me ayuda a mantener una conversación con mi propio entendimiento», añade.

A pesar de esta intimidad que lo arropa todo, muchos son los no creyentes que también quieren sentir en su boca el sonido de la desesperación. «La razón supongo que es que hay muchas personas que comprenden las cosas de las que hablo de una manera similar a como lo hago yo», apunta. «Rara vez me paro a pensar en cómo afectarán mis canciones a la persona que está al otro lado», ha reconocido en diversas ocasiones. El diformismo de la condición humana que aparece en gran parte del repertorio no solo de Woven Hand, sino de su anterior grupo 16 Horsepower: "Every man is evil, every man is a liar" ("Todo hombre es malvado, todo hombre es un mentiroso"), cantaba en 'Black Soul Choir'.

Esta canción demuestra las influencias que la banda Joy Division tuvo en David Eugene Edwards. "Human beings are dangerous and they call me in the dark" ("Los seres humanos son peligrosos y me llaman en la oscuridad"), recitaba Ian Curtis en 'At a Later Date'. «Ellos fueron el comienzo para convertirme en lo que soy, sobre todo a nivel emocional y de sonido», comenta respecto a Joy Division. «En general, la música que escucho es una forma de gestionar la frustración».

A la pregunta de si considera que el ser humano es abyecto por naturaleza, Edwards responde rápido: «Sí». Aunque lo hace arrastrando la palabra, como si no fuera un pensamiento definitivo. «Esa es la razón por la que la gente tiene fe. Creo que todos los pecados son perdonados, todos ellos. No importa qué sea, cuándo ocurrió o dónde, si es en el futuro o en el pasado. Todo se lo lleva Dios», aclara.

Teniendo esta idea sobre los seres humanos, ¿cómo enfrentarse al amor? «Amar a una persona es como amar a Dios. Así lo dijo Él, y a través de nosotros mismos y de otras personas es cómo le conocemos».

Sin alma e inclinados hacia la destrucción, la música de Woven Hand hace que nos encorvemos un poco más hasta divisar la salvación. Ahí está, en la reverencia al Reverendo.

DEEWovenhand

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

NOTICIAS RELACIONADAS

Entrevista a Anna Calvi
sep 12

ENTREVISTA A ANNA CALVI

«No soy una mujer que canta, soy una artista, sin más»

La artista inglesa despedaza un pasaje de su vida en cada canción, con una voz fuerte y oscura que estalla con la primera sílaba. Tras una gira que la ha llevado por más de 45 escenarios este año, Anna Calvi llega a Madrid para cerrar el verano en el DCode Festival

Entrevista a Ricardo Vicente
sep 30

ENTREVISTA A RICARDO VICENTE

«Las canciones son el cielo de los músicos»

Además de enseñar Filosofía y escribir, Ricardo Vicente canta. Sobre sí mismo, en esta última ocasión. Su libro-disco '¿Qué haces tan lejos de casa?' es un relato en parte autobiográfico, en parte ficción, en el que habla de la música, las giras y los compañeros de viaje. Conversamos con él sobre la literatura, las canciones, la nostalgia, la vida

Los punsetes, canción protesta
mar 13

MÚSICA CON MENSAJE POLÍTICO

El indie, ¿la nueva 'canción protesta'?

La crítica social y política se hace cada vez más explícita en el panorama musical español. Los mensajes reivindicativos, habituales en el rock, el punk y el hip hop, se extienden ahora a la música alternativa. ¿Y el pop? Bien, gracias

Comentarios