Creadores

'LA CANCIÓN DE AMOR DE JONNY VALENTINE'

Odiar a Justin Bieber, amar a Justin Bieber

Dicen que 'La canción de amor de Jonny Valentine' (Blackie Books) es el libro con el que, posiblemente, consigas amar a Justin Bieber. Seguramente no forrarás tu carpeta con sus fotos ni te cortarás las venas por defenderlo como una auténtica 'belieber', pero quizás desvíes el dedo acusador de la cara del 'ángel del pop' y apuntes con él a la sintética industria de la música

dic 04 / 2013

Cuando de pequeño cogías el boli emulando un micrófono cantabas berreando como si quisieses que tu voz llegase a esos cientos de miles de fans que se habían agrupado en tu casa para oírte. Soñabas que alguien te escuchaba cantar y una importante discográfica te fichaba, coqueteabas con la fama y con las palmadas en la espalda, y con caer encima del público que lloraba, gritaba, sudaba por ti. Hasta que tu madre te llamaba para comer y la ensoñación tenía que esperar al día siguiente, sin dramas, sin problemas para dormir.

No para Jonny Valentine. Él tiene 11 años y ha conseguido que su boli sea un micrófono de verdad, que su cara salga en las portadas de las revistas, el ángel del pop, un rompecorazones. Pero algo falla cuando un niño necesita atiborrarse de zolpidem para conciliar el sueño.

Esta es la historia que cuenta ‘La canción de amor de Jonny Valentine’ (Blackie Books), de Teddy Wayne, que sale a la venta hoy en España y que ya es candidata a obra del año en EEUU. El relato de Wayne podría resultarnos ajeno si no fuese porque Jonny Valentine es el álter ego de Justin Bieber. El escritor hace con esta novela un titánico ejercicio de desafío al alejarse de la crítica obvia («reírse de Justin Bieber es demasiado fácil», dijo en una reciente entrevista) y explicar que Justin, perdón, Jonny solo es un niño al que nadie deja ser un niño. Es un producto, una mercancía; y la postura de Wayne, un rapapolvo a la industria del pop de radiofórmula.

"Siempre rodeado de gente, siempre solo"

En apenas unas líneas, el autor sintetiza la fórmula: “Aunque ellas (las fans) suspiran por sus huesos, él apenas ha podido conocer a ninguna niña: su primer amor, un montaje, es otra estrella del pop adolescente; su único amigo es su guardaespaldas; su padre lo abandonó hace tiempo. Siempre rodeado de gente, siempre solo”. Jonny, en realidad, solo quiere sus pastillas para dormir, masturbarse y bailar canciones de Michael Jackson. Condenado a una especie de infantilismo eterno en el que no puede comportarse como un crío pero tampoco puede crecer, se mantiene en un estado agridulce de felicidad, en una sátira de su propia vida.

‘La canción de amor…’ se postula como un retrato (micro)generacional: Justin Bieber, Miley Cyrus, Britney Spears, Selena Gómez… Sus vidas son puro marketing, ingresos y costes, que humanizan a través de letras simples y tiernas con versos como “si yo fuese tu novio, nunca te dejaría marchar” o “me gustaría ser todo lo que quieres”. ¿Estarán haciendo algo bien cuando el planeta parece girar a más velocidad cada vez que Miley Cyrus se desnuda o chupa una bola de demolición? ¿Estarán haciendo algo bien cuando a Jonny se le exige que controle los carbohidratos y se pasa el día en el gimnasio para mantener la línea?

Lee el libro. Seguramente no consiga que forres tu carpeta con fotos de Justin Bieber ni que te cortes las venas por defenderlo, pero quizá desvíes el dedo acusador de la cara del 'ángel del pop' y apuntes con él a la sintética industria de la música. 

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

SE DICE EN TWITTER

Qué se dice en Twitter...



NOTICIAS RELACIONADAS

Libros
abr 30

BIBLIOTECA BIZARRA

Los libros más curiosos del mundo

Guía ilustrada de ejemplares que desafían la idea misma de lo que es un libro. Volúmenes que se comen, beben, fuman, rompen, plantan o autodestruyen y un libro electrónico inventando en 1949.

Comentarios