Frikadas

MODAS PECULIARES

Balconing y otras modas estúpidas

Los tiempos cambian y todo evoluciona, hasta las modas absurdas. ¿Te imaginas a tu abuelo saltando del balcón de un hotel en Gandía? Ahora todo vale y más aún si hay una cámara de por medio. Intrépidos (o inconscientes) se lanzan a conquistar internet con vídeos y fotos sorprendentes y, sobre todo, muy arriesgadas

jul 17 / 2013

‘Balconing’, ‘Planking’, ‘Slimming’, Reto del hielo y la sal,… ¿Te suena alguno de estos nombres? Son temeridades que han encontrado en la red  una forma de rodar por todo el mundo. ¿Hasta qué punto se puede arriesgar alguien para conseguir ser el vídeo más visto de Youtube?

Hacer el cafre no es nada nuevo, aunque las pautas han cambiado. Einstein ya habló de la asombrosa facilidad del ser humano para ser ilógico. “Tontos hay en todos los lados” que comúnmente se diría, y las redes sociales se han convertido en el mejor vehículo para acercar tonterías de una a otra parte del mundo. Se ha llegado a una espiral para ser más atrevido que el anterior.

Balconing

El ‘balconing’ es el salto desde un balcón a una piscina. Seguro que a muchos hoteleros de la costa les resulta demasiado familiar este término. La ‘genialidad’ que ha tenido más calado en los últimos años, así como más víctimas. Muy sencillo: sólo se necesita poco amor propio, una piscina, un balcón, un poco de alcohol, una cámara y atinar con el objetivo

Horas y horas en Youtube están dedicadas al vuelo sin motor de muchos atrevidos. La dificultad para controlar a los veraneantes con posibilidad de realizar esta práctica ha provocado que el ‘balconing' sea un mal asiduo.

Planking

Todo lo imaginativo que es este movimiento no se ve reflejado en su nombre. Es ser un tablón (plank, en inglés), es decir, tumbarse bocabajo con los brazos pegados al cuerpo y permanecer inmóvil. El ‘planking’ nace en Australia como una moda divertida, capaz de esbozar una sonrisa en cualquiera, con miles de fotos inverosímiles. ¿Serías capaz de meter la cabeza en un WC para ‘planking’? Hay quien sí lo hace.

El ‘planking’, como todo, ha evolucionado. Ha pasado de tendencia graciosa a arriesgada, ya no vale con suspenderse en el aire apoyado en un baño, con eso no ganas visitas ni ‘likes’, hay que impresionar. Cornisas o coches de policía, todo lo que imagines. Hasta tal punto que el creador del movimiento, Matt Fernández, ha llamado a la realización de un 'planking responsable'. Tarde, hay quien prefiere innovar.

Reto de la canela

Las instrucciones son claras, tragar una cucharada de canela y grabarse para apreciar las consecuencias. Esta moda es de la vieja escuela, ha pasado de generación en generación como muestra de que no somos tan diferentes, pero con Youtube, el ‘cinamon challenge’ se ha convertido en global.

Este inocente juego engaña, lo que parece quedarse en un par de minutos malos y miles de visitas aseguradas en las redes, es perjudicial para la salud. Según la revista Pediatrics, el reto de la canela puede provocar enfermedades pulmonares así como un vomito casi seguro por reto. En EEUU más de 30 jóvenes necesitaron asistencia médica por culpa de este no tan gracioso juego.

Slimming y otras modas con el alcohol

Dignos de estudio, todos y cada uno. Cargados de un espíritu empírico y demasiadas ganas de pasárselo ‘bien’. Con excusas como evitar el olor del alcohol en el aliento o ahorrar, muchos han decidido ir un paso más allá. Hay muchas modalidades, pero tres en concreto han crecido recientemente. 

Hace poco saltó a la fama el ‘slimming’ o tampón vodka. No tiene mucha ciencia. Se trata de empapar un tampón en alcohol, introducirlo en los orificios que no corresponden y esperar al coma etílico y/o la infección, sobre todo vaginal. Lo más llamativo es lo fácil que ha superado fronteras: Alemania, EEUU, Inglaterra, incluso en España desde Galicia hasta Murcia.

En este catálogo hay espacio para todos. Con el alcohol parece que la imaginación aumenta y consumir por vía oral no convence a todos. Los ‘oxy shots’, chupitos de oxígeno,  aspirar la bebida por tubos que salten el recorrido natural del cuerpo. El cuerpo humano es sabio y si ha puesto el hígado ahí es por algo. Al usar los ‘oxy shots’ nos saltamos el filtro para las bebidas alcohólicas que al ir directos a nuestro pulmón destruyen los alveolos. Demasiado caro por unas cuantas noches de fiesta.

La más sorprendente de todas es beber por los ojos. Primero, hay que explicar que apenas surte efecto porque el ojo no es capaz de absorber mucho líquido. Después, advertir de las coagulaciones e inflamaciones que provoca y, por último, preguntarse por qué hay miles de vídeos en Youtube así y páginas de Facebook con millares de fans. Las modas son de todo menos previsibles.

Reto del hielo y la sal

Desconocido por el gran público pero de los más dolorosos. El ‘reto de la sal’ consiste en echarse sal encima, posar el hielo encima de la sal, apretar y aguantar. Ah, y una cámara que grabe, pues llevar el vídeo a Youtube es la máxima aspiración de los practicantes de este reto. Viendo los ingredientes no parece muy peligroso pero en apenas 20 minutos se pueden alcanzar quemaduras de segundo grado.

La ciencia tiene la explicación. La reacción química que provocan el hielo y la sal hace que la temperatura baje y el agua no se congele pese a estar bajo cero. Se alcanzan temperaturas de -21 grados que queman la piel y hacen que el divertido reto acabe en el hospital.

La imaginación llevada al máximo exponente con algún riesgo para el cuerpo. Una cosa es segura, cuando parece que ya se conocen la mayoría de las modas pasajeras surge alguna más que te vuelve a dejar boquiabierto.


Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

SE DICE EN TWITTER

Qué se dice en Twitter...



NOTICIAS RELACIONADAS

Comentarios