Frikadas

JACKSON GALAXY

El domador de gatos salvajes y agresivos

No tiene un tono de voz pausado ni se explica con términos didácticos. La piel de su cuerpo está cubierta de tatuajes y pasa las noches tocando la guitarra en garitos de Los Ángeles. Jackson Galaxy, el terror de los gatos rebeldes, se ha convertido en el adiestrador felino de moda

mar 22 / 2014

"Tener a Ivory no es como tener a un gato normal", comienza el capítulo del programa 'My cat from hell'. A continuación se muestran unas inquietantes imágenes de Ivory, un atlético felino gris, ensañándose con un sofá, tirando abajo una estantería y atacando a sus dueños. «Quiero estar cómoda en mi propia casa, quiero que se vaya», afirma con los ojos llorosos la compungida propietaria aferrándose al brazo de su marido.

«Soy Jackson Galaxy, músico de noche y adiestrador de gatos durante el día, he visto gatos con todo tipo de problemas, pero ninguno al que no pueda ayudar», se presenta Jackson mientras conduce un descapotable rojo. Este atípico entrenador felino, más conocido como "el encantador de gatos", tiene una fiel legión de fans que, aunque no es tan numerosa como la de Cesar Millán, (el gurú canino que ha hecho de su don un imperio), sigue fiel sus lecciones gatunas.

gatos

¿Se puede domesticar a un gato?

Se calcula que solo en Europa hay alrededor de 90 millones de gatos domésticos, lo que sitúa a la raza felina como la más popular de las mascotas, por delante de perros y aves. Pese a esto, hasta ahora había muy poco camino explorado en el terreno del adiestramiento de gatos. Una disciplina en la que Jackson Galaxy parece moverse como pez en el agua.

Pero, ¿se puede realmente adiestrar a un gato? «Si, porque se puede intervenir en su conducta, ya sea con premios u otro tipo de condicionamientos», explica Pascual de Rojas, veterinario de Abastos Veterinaria.

Cuando hablamos de entrenar una mascota lo primero que le viene a la cabeza a la mayoría de personas es la imagen de un perro siguiendo obediente las instrucciones de su propietario. Conseguir captar la atención de un felino es una tarea más compleja. «En el gato es más difícil el condicionamiento que en perros y necesitan un ambiente de mayor tranquilidad para poder captar su atención», explica Pascual. 

Llama a Jackson

En 'My cat from Hell' se presentan casos de gatos que saltan agresivos sobre sus dueños, destrozan muebles, atacan perros, muerden cables y se muestran irascibles todo el tiempo. Para Karen y Jack, una pareja de enamorados, la llegada de Minibar, una gata negra de pequeñas dimensiones, ha traído el caos a sus vidas.

Acogida temporalmente en su hogar, el agresivo felino se pasa el día escondido hasta que es descubierto por sus propietarios, a los que lanza dolorosos arañazos. Pese a ello, Karen desea que la gata se convierta en una compañera cariñosa y decide llamar a Galaxy.

«A mí me parece que ella sigue viviendo como una gata salvaje», es el diagnóstico del adiestrador. Entonces se tumba en el suelo, le tiende sus gafas para que se familiarice con su olor y le dice a Karen que ordene la casa, que el caos desestabiliza a Minibar. Tras pautarle a los dueños una serie de ejercicios, se marcha dos semanas. Cuando vuelve, Karen acaricia a Minibar en el suelo y sonríe a Jackson agradecida, «parece que sea mi bebé», asegura.

Mascotas televisivas

El mundo de los animales de compañía se ha convertido en un negocio muy rentable donde las grandes empresas y los canales de televisión han posado sus 'garras'. De hecho, los programas dedicados a las mascotas son seguidos por millones de personas en todo el mundo.

A pesar de que el perro está considerado como el mejor amigo del hombre, está demostrado que entre humanos y gatos se pueden crear intensas relaciones. «Los vínculos emocionales son semejantes, aunque el gato sea un animal más territorial que el perro. El gato nos ve más como compañeros de piso y para el perro somos más su líder», explica Pascual.

Pese a que estos formatos televisivos buscan captar audiencia, la realidad es que su emisión resulta beneficiosa para los animales. «Desde mi punto de vista, siempre es positivo mostrar a la gente que, ante un problema de comportamiento del gato, hay más opciones que el abandono, la eutanasia o la resignación», concluye el veterinario.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

SE DICE EN TWITTER

Qué se dice en Twitter...



NOTICIAS RELACIONADAS

Comentarios