Frikadas

PLAGIOS MUSICALES

Esta canción te suena... y a su autor también

La historia de la música tiene muchos casos de ‘copy/paste’ sonoro, algunos muy sutiles y otros demasiado evidentes

may 25 / 2013

Piensa en ese momento en el que, mientras escuchabas una canción, su ritmo te llevó a un pequeño 'déjà vu' musical. Una base, un punteo de guitarra, un rap a mitad de la canción, un inicio a golpe de tecla de piano… Existen tantas canciones y tantos ritmos que, de un modo u otro, innovar se convierte en una tarea de esfuerzo y dedicación. Pero hay centenares de canciones que, de manera sospechosa, suenan a refrito.

Si bien, hay que diferenciar entre las canciones 'versionadas' a modo de homenaje o las que hacen uso de la técnica del 'sample' (coger una muestra de una canción ya grabada y reutilizarla como fondo o base que se repite). Aquí repasamos algunos de los temas en los que el original supera a la copia y viceversa.

Somebody that I used to know vs. Seville

Hace sólo unos días, el cantante Gotye admitía que su popular canción contenía partes que no eran de su creación. Tras reconocer que, «a modo de homenaje», el inicio de su tema no era suyo, señaló que el 45 % de los beneficios obtenidos por ‘Somebody that I used to know’ irían a los familiares del artista brasileño Luis Bonfà, autor de ‘Seville’ (publicada en 1967) y cuya sintonía inspiró a Gotye. Los primeros compases del 'hit' de Bonfà no dejan lugar a dudas.

Billionaire vs. Me pones tierno

Bruno Mars coge la guitarra y empieza a entonar frases sobre ser multimillonario. En un momento dado, la púa pasa a ser una parte rapeada de Travie McCoy, quien, como nota de color, lleva un gorro en la cabeza (recordad esto). Esta canción es de 2010.

Dos años después, en 2012, Rasel (feat. Carlos Baute) presenta la canción ‘Me pones tierno’, una ‘oda’ al amor y que se parece en sintonía, ritmo, rap central, dueto y gorro al tema estadounidense.

Viva la vida vs. If I could fly (vs. alguno más)

Uno de los temas más representativos de la banda Coldplay es también uno de los más señalados por plagio. Hasta cuatro músicos y/o grupos han elevado la voz para señalar que la banda liderada por Chris Martin había cogido algo más que un ‘sample’. Cat Stevens (‘Foreigner Suite’, 1973), Enanitos Verdes (‘Frances Limon’, 2002) o Creaky Boards (‘The Songs didn´t write’, 2007) son algunos ejemplos significativos.

Sin embargo, la canción ‘If I Could fly’, de Joe Satriani, es la que quizás más similitudes guarda con ‘Viva la vida’. El propio Satriani no dudó en demandar al grupo inglés, aunque su denuncia fue desestimada.

The Offspring vs. The Beatles

Desde su creación en 1984, ‘The Offspring’ dio un nuevo aire al estilo punk rock y sirvió de inspiración para otras bandas posteriores. Lo que no se sabe tanto es que el grupo estadounidense se ‘inspiró’ previamente en la canción ‘Obla Di Obla Da’ de 'The Beatles' para elaborar su ‘Why don’t you get a job?’.

Amaral vs. David Bowie

Eva Amaral y el chico del gorro que siempre va con ella (se llama Juan Aguirre, por cierto) sacaron en 2002 uno de sus temas más conocidos, ‘Toda la noche en la calle’, con un riff (frase que se repite a lo largo de la pieza musical) facilón. Pero ese estribillo (acordes de guitarra incluidos) guarda bastante parecido con el que pronuncia David Bowie en ‘Rebel, Rebel’. Y bastante es quedarse corto. Con la canción de Amaral en mente, atención al vídeo de Bowie a partir del minuto 1:26.

Ghostbusters vs. I want a new drug

A la sintonía de la película más famosa sobre cazafantasmas también le rodea la sombra del plagio. El tema principal fue compuesto por Ray Parker Jr. en 1985. Incluso los que no hayan visto la cinta han tarareado alguna vez su estribillo (na na na na na Ghostbusters!).

Sin embargo, poco después de su estreno, el artista Huey Lewis demandó a Parker por considerar que el ritmo fantasmil era igual al de su canción ‘I want a new drug’, de 1984. Y su demanda prosperó.

Hombres G vs. Simon & Garfunkel

No son precisamente pocos los temas del grupo Hombres G acusados de copia. Aunque ‘Marta tiene un marcapasos’ supera todos los cánones. La victima es el tema ‘At the zoo’ del dueto Simon & Garfunkel. Comparar es odioso (sobre todo a partir del minuto 0:25 del segundo tema).

The Beatles vs. Chuck Berry

Los cazadores, cazados. Si antes el grupo de Liverpool era la ‘inspiración’ para 'The Offspring', el cuarteto tuvo un breve idilio con la base de la canción ‘You can’t catch me’ (1956), de Chuck Berry, para componer su célebre ‘Come together’ (1969). Es tanto el parecido que se tuvo que llegar a un acuerdo más allá de los juzgados. El trato fue que John Lennon versionara el tema de Berry en uno de sus álbumes.

Michael Jackson vs. Manu Dibango (feat. Rihanna)

Más de 750 millones de copias vendidas. Su gira ‘Bad Tour’ fue la que generó más ganancias de la historia de la música (más de 124 millones de dólares). Cientos de millones de reproducciones de sus temas en YouTube. Y un sinfín de datos más sobre el ‘rey del pop’ que, no obstante, no disimulan que Jackson copiara para su ‘Wanna be starting something’ de 1982 el ritmo de la canción ‘Soul Makossa’ (1972), del artista Manu Dibango.

El propio MJ pagaría una sustanciosa cantidad de dinero a Dibango en concepto de derechos de autor. Años después, la cantante Rihanna hizo un ‘sample’ (extracto) del tema de Jackson para su canción ‘Don’t stop the music’.

Oasis vs. todo el mundo (véase The new seekers)

Oasis. El rey midas de los plagios. Muchas (pero muchas) canciones de los hermanos Gallagher han sido acusadas de calco (ya sea en ritmo, acordes, riff…). Uno de los casos más sangrantes les llevó a pagar medio millón de dólares al grupo ‘The new seekers’. Y es que el ‘Shakermaker’ (1994) de Oasis se parecía demasiado al ‘I’d like to teach the world to sing’ (1971) de The new seekers. Una simple 'cover' les habría salido más rentable.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

SE DICE EN TWITTER

Qué se dice en Twitter...



NOTICIAS RELACIONADAS

Paquete de los caramelos Peta Zetas
feb 07

CURIOSO

¿Por qué “estallan” los Peta Zetas cuando los metes en la boca?

Seguro que era uno de tus secretos de infancia más intrigantes. Esas golosinas que parecían piedrecitas y que bastaba meter en la boca para que hicieran una mascletá. Lo cierto es que no tomábamos nada que hiciera el mismo efecto. Entonces, ¿de dónde salían esas pequeñas explosiones? ¿Contienen pólvora? ¿Qué procesos químicos llevan a esa sensación tan absurdamente placentera?

Comentarios