Frikadas

MÚSICA CASI PARA OLVIDAR

Las canciones del verano de los 90

La canción del verano existe desde mucho antes de que llegaran Pitbull y Juan Magán. Si crees que antes sólo se bailaba 'La barbacoa' de Georgie Dann estás muy equivocado, y no hay mejor muestra que los éxitos que llenaban distotecas durante los 90

ago 04 / 2013

Parece mentira, pero hubo un tiempo en el que ni Pitbull ni Juan Magán existían y las sevillanas estaban de moda. No hace tanto, hablamos de principios de los 90, hace 20 años, cuando María del Monte (la de “iba yo de peregrina…”) y Los Manolos (que versionaron en 1991 el Close your eyes - All my loving de The Beatles a ritmo rumba) lo petaban en las salas de baile.

Y es que si en EEUU, en 1992, Nirvana triunfaba con su primer disco (Nevermind), en España el bacalao lo cortaba Zapato Veloz, un grupo de éxito efímero que cantaba el ‘Tractor Amarillo’, una canción que seguro que recuerdas y que se repitió hasta la náusea.

Un año después, en 1993, la canción del verano fue sin duda Macarena, de Los del Río. El dúo sevillano batió records por todo el mundo. Hasta el presidente estadounidense de aquellos años, Bill Clinton, probó el baile, con un dudoso resultado. Años después hubo remixes de la canción para acercarse más al mercado anglosajón.

Era la alegría de mi calle, la banda sonora de mi hogar. Toda la mañana en el balcón me formaba la revolución. El canalla estaba bien cuida’o y vivía mejor que yo”. Efectivamente, “Ay qué pena me da que se me ha muerto el canario”, de No me pises que llevo chanclas, fue el éxito del 94.

El año 1995 traería nuevos ritmos. Vuelve a llevarse lo latino y así llega Proyecto Uno y ‘El tiburón’. Por si no fue suficiente, Henry Méndez, ha vuelto a versionarlo este año para lanzarlo a los veraneantes ávidos de ritmo. ‘El tiburón’ tiene el mérito de ser de las primeras canciones en utilizar el spanglish, una fórmula que no se agota, y si no que le pregunten a Abraham Mateo.

Antes de la leyenda urbana del perro y la mermelada en 'Sopresa, sorpresa', Ricky Martin tuvo una carrera musical. Para muestra, ‘María’, que fundió en 1996, con un baile tan sencillo como pegadizo: “Un, dos, tres, un pasito pa’lante María, un, dos, tres, un pasito pa’trás”.

El 97 es un punto y aparte. Ese año se estrenaba en televisión española un formato que duraría toda (¡toda!) una década: ¡Murcia, qué hermosa eres! Presentado por Ramón García ('Ramonchu', el de la capa en las campanadas) y Norma Duval (vedette), el programa anunciaba cada año la llegada de las vacaciones y mostraba los éxitos que iban a arrasar en las discotecas. Por allí pasaron, cómo no, Los Centellas, un grupo de Utrera (Sevilla), que vendió más de 200 mil copias del disco que incluía la canción ‘El toro y la luna’.

Ante este paisaje, lo siguiente tenía que ser un éxito romántico, y ahí llegó Alejandro Sanz en 1998 con el ‘Corazón partío’, seguramente la canción que mejor describe el panorama musical español de la década.

El 99 fue el año del ‘Mambo #5’ de Lou Bega, y del despunte del colega de Ricky (Martin), el portorriqueño Chayanne y ‘Salomé’. Pero sin duda, lo mejor fue ‘Bailamos’ de Enrique Iglesias, que dejó las experiencias religiosas a un lado para convertirse en el king de la dancefloor.

Y así, más o menos, fueron los veranos de los 90. Una época en la que la música se pagaba, en la que Los Centellas ganaban 5 discos de platino y el Napster, aquel primer programa de descargas P2P, apenas si empezaba a ver la luz.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

SE DICE EN TWITTER

Qué se dice en Twitter...



NOTICIAS RELACIONADAS

Comentarios