Frikadas

ARTISTAS CON ESTILO PROPIO

Las mayores excentricidades de las estrellas de la música

No todos los famosos son iguales. Cada uno tiene sus manías. Hay algunos que necesitan tener ositos de gominola en cada hotel que visitan; otros prefieren pétalos de rosa en su retrete. Y también los hay quienes no se alojan en ningún lugar sin toallas negras cerca

jul 06 / 2014

En el mundo de la música actual, la excentricidad tiene un nombre: Lady Gaga. La cantante ha sorprendido a todo el mundo desde sus inicios en el panorama musical gracias a su estilo propio. Desde un vestido hecho de carne a otro compuesto por muñecos de la rana Gustavo. Durante su gira 'Monster's Ball Tour', la cual se prolongó durante dos años y medio, la cantante pidió, según publicó el portal Celebuzz, un maniquí rosa con vello púbico.

En dicho artículo se muestran todos los objetos que Lady Gaga pidió durante aquella gira. Sus camerinos debían estar amueblados con sofás de cuero blanco, rosas frescas y cortinas de color satén negro. En la sala de estar donde ella debía alojarse no podía faltar una máquina elíptica, un humidificador, una tabla de planchar y un sinfín de productos alimenticios sanos, como aceite de oliva.

En el lado opuesto está Rihanna, que prefiere pedir comida menos saludable que Gaga. Durante sus giras, la cantante de Barbados pide ositos de gominola Haribo, galletas Oreo y patatas Ruffles. Según el portal TMZ, la intérprete del hit 'Umbrella' también necesita Red Bull y varios tipos de bebidas energéticas para poder aguantar todo el día.

Chefs y yoga para la reina del pop

Madonna, conocida como la 'reina del Pop', es probablemente la persona que más cosas demanda a la hora de embarcarse en una gira. Una comitiva de 200 personas, 30 guardaespaldas, un equipo de chefs profesionales, un instructor de yoga e, incluso, un acupunturista son varios de los requisitos que se deben cumplir para que la cantante se muestre satisfecha.

Su camerino debe tener 20 líneas telefónicas internacionales y también tiene que estar lleno de flores blancas y rosas con el tallo cortado a exactamente a 15.24 centímetros, lo equivalente a seis pulgadas. Dicha sala debe estar envuelta en una tela especial y, además, tiene que ser lo más parecido posible a su hogar.

En cuanto a las habitaciones del hotel, Madonna exige que todos los muebles de la habitación en la que se hospede sean retirados para poder instalar los suyos propios, que viajan con ella a cada sitio que se desplaza. Se llegó a rumorear que incluso cambiaba el retrete para que tras su marcha nadie se lucrara con él.

Otra de las leyendas de la música, Prince Rogers Nelson, conocido mundialmente como Prince, pide antes de cada concierto que todo aquello que se encuentre en su camerino esté envuelto en plástico para asegurarse de que nada ni nadie toque lo que él utilizará durante su concierto.

El cantante brasileño Roberto Carlos, ya sea por superstición o por alguna razón en concreto, pidió durante el trayecto al estadio donde llevaría a cabo su concierto junto a Luciano Pavarotti que su coche no pasara frente a un cementerio ni que girase a la izquierda en ningún momento.

Habitaciones extra para complementos

Algunos famosos van más allá y deciden que sus complementos también deben tener una habitación propia junto a la suya. Dos son los casos más llamativos, los de Cher y Elton John. Además de diversas excentricidades propias, estos dos cantantes creen conveniente que sus objetos más preciados deben tener un trato especial.

Mientras que la primera necesita una habitación para sus pelucas, el segundo ha pedido en más de una ocasión una sala donde poder situar sus gafas de sol para que se mantengan a una temperatura de 16 grados, preservando así la calidad del producto.

Los rockeros más dulces

Aunque muestre una fachada de una persona monstruosa, lo cierto es que Marilyn Manson también tiene el capricho más dulce del mundo, las gominolas. El cantante debe tener en su camerino siempre a su disposición ositos de gominola.

Sin salir del rock también encontramos a otro grupo mítico con una extraña adicción por los dulces. Se trata de la banda Van Halen. Los estadounidenses tienen una clausula en sus contratos en la que se recoge que durante sus actuaciones deberán tener caramelos de la marca M&M. La clausula especifica que no puede haber ningún M&M de color marrón entre los seleccionados para alimentar a los integrantes de la banda.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

SE DICE EN TWITTER

Qué se dice en Twitter...



NOTICIAS RELACIONADAS

Comentarios