Series y cine

¿DÍA DE LOS ENAMORADOS?

10 series románticas (o no tanto) para celebrar San Valentín

¿Eres de los que recibe San Valentín con los brazos abiertos o con un arco de flechas pero de las de verdad? Aprovechamos el 14 de febrero para repasar diez series románticas, interesantes por su clasicismo o por la mala leche con que se dirigen al amor.

feb 14 / 2017

Lo inventara El Corte Inglés o La oreja de Van Gogh, San Valentín es una de las fechas más memorables para muchas parejas, y sobre todo para muchos solteros, que con tal de quejarse son capaces de demonizar hasta su cumpleaños. El día de los enamorados es una celebración a la que cada vez dedicamos más cinismo e ironía, y así es también como la ficción televisiva se refiere hoy al amor romántico que nos han enseñado, y mal, toda la vida. Aprovechamos una jornada tan querida como odiada para recordar un puñado de series románticas, interesantes ya sea por el clasicismo o por la frescura y mala leche con las que se dirigen al género.

Cites

Comenzamos con la serie catalana que nos ha enamorado en las dos últimas temporadas. Inspirada en la sorpresa británica Dates, creada por el equipo de Pau Freixas (Pulseras rojas, Sé quién eres), la entrañable Cites se ha consagrado como una interesante propuesta del género: la naturalidad de sus actores, la originalidad de sus historias (más buenrolleras, eso sí, que en la ficción original) y esa preciosa Barcelona de protagonista son sus grandes virtudes.

Love

Una pequeña joya de Netflix que tal vez no hayas visto, o de la que no aguantaste ni siquiera los primeros capítulos. Es cierto que los protagonistas de Love, Mickey y Gus (grandes Gillian Jacobs y Paul Rust), son algo insoportables como pareja improbable, pero eso es parte del atractivo. Su discurso (el de Judd Apatow, su productor y valedor de la rom-com moderna) sobre el amor malentendido y la dependencia emocional es lúcido y muy acertado.

Abecedario natural

Catastrophe

Hablamos de la que es casi con total seguridad la mejor comedia romántica televisiva de los últimos años, aunque la etiqueta se le queda pequeña. Catastrophe es muchas cosas, un divertido, realista y ácido retrato (¿generacional?) del amor y las relaciones cuando uno se acerca a los 40. Producida y protagonizada por Sharon Horgan (creadora también de Divorce) junto a Rob Delaney, cuenta con la pareja televisiva con mejor química en la actualidad.

Abecedario natural

The Mindy Project

En Gonzoo fuimos grandes fans de The Mindy Project, hasta el cambio creativo de la tercera temporada, que le hizo abandonar el tono divertido de sus inicios, el de las citas humillantes y desastrosas, y optar por un camino un poco más maduro con temas como el compromiso y la maternidad. Sea como sea, no podemos negar que la de Mindy Kaling, su productora y protagonista, es una de las voces femeninas con más personalidad del panorama televisivo.

Abecedario natural

Pushing Daisies

Las series creadas por Bryan Fuller no suelen tener un gran recorrido en emisión ni un gran éxito entre el público, pero se convierten en pequeños grandes clásicos. Lo que vimos en Hannibal fue la prolongación del imaginario fascinante que ya mostró el productor en Pushing Daisies (Criando malvas en España); narra el amor imposible entre Ned, un pastelero que devuelve la vida a los muertos, y Chuck, una resucitada a la que no puede volver a tocar.

Abecedario natural

Sexo en Nueva York

Otro clásico del género romántico que ahora, además, podemos ver al completo en HBO. Sexo en Nueva York fue un hito en la prestigiosa cadena estadounidense y entre las series de audiencia femenina; es probable que algunos de sus conflictos hayan quedado obsoletos (o que nos parezcan terriblemente malsanos), pero también que los incondicionales de la rom-com la disfruten al máximo. Sus charlas de sexo alrededor de un Cosmopolitan son míticas.

Abecedario natural

Luz de luna

Entre las imprescindibles de la fórmula moñas no puede faltar Luz de luna, que alumbró una de las TSNRs (tensión sexual no resuelta o, lo que es lo mismo, esa pareja indecisa que guía toda la serie) paradigmáticas de la televisión. Protagonizada en 1985 por la entonces famosa Cybill Shepherd y un Bruce Willis pre-Jungla de cristal, la ficción seguía las aventuras y desventuras de Maddie y David, dos socios no muy bien avenidos de una agencia de detectives. 

Abecedario natural

Crazy Ex-Girlfriend

Con ese título no podía ser una serie romántica al uso, y no lo es; no solo por su divertida vertiente musical, sino porque es la antítesis del género. Aunque Rebecca (Rachel Bloom, otra cómica y creadora interesante) se mude a la otra punta del país para recuperar el amor de su exnovio, lo que quiere precisamente Crazy Ex-Girlfriend es alertarnos de los tópicos del romance tóxico, y arrojar luz sobre otra realidad que tiende al cliché, la enfermedad mental.

Abecedario natural

Man Seeking Woman

Si hablábamos epígrafes atrás sobre Judd Apatow, un productor aclamado por sus intentos de renovar el género con un inusual punto de vista masculino, Man Seeking Woman es otra serie protagonizada por un hombre con problemas para encontrar el amor. Tanto es así que una de las primeras citas en que le vemos es con un trol. Literal. Creada por Simon Rich y con Jay Baruchel como protagonista, destaca sobre todo por su humor irreverente y surrealista.

Abecedario natural

Banana

Terminamos con Banana, una interesante ficción británica que nos sorprendió en 2015. En realidad, llegó en un trío seriéfilo junto a Cucumber, un drama gay generacional y magistral, y Tofu, un documental con testimonios reales, pero es esta versión cómica, protagonizada por personajes episódicos en diferentes situaciones sentimentales, la que mejor se amolda a la rom-com. No obstante, las tres merecen la pena. Son una propuesta muy especial.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

NOTICIAS RELACIONADAS

Comentarios