Series y cine

DÍA DEL PADRE

Los peores padres de la televisión

Las series están llenas de buenos padres, pero también hay algunos que hoy no se merecen una felicitación. En Gonzoo repasamos algunos de ellos.

mar 19 / 2017

¡Feliz día del padre! Hoy es un día especial para muchos padres, pero también para los hijos que quieren agradecer a sus progenitores todo lo que les han dado. Sin embargo, no todos los padres son buenos. Hay algunos que no representan un ejemplo positivo, o que directamente encarnan todo lo que el hijo no tiene que ser.

La televisión está llena de este tipo de personas que, a pesar de que en algunos casos nos hayan dado muchas risas, han tratado a sus hijos de una forma por la que seguramente hoy no recibirán ninguna felicitación.

En Gonzoo repasamos algunos de los peores padres que nos han dado las series de televisión en toda su historia.

Abe Simpson

Aunque en un principio lo normal hubiera sido pensar en su hijo, Homer Simpson, si sois seguidores de Los Simpson habréis visto las escenas de cuando era niño en las que Abe le educa. Su madre se fue cuando él era muy pequeño, y se quedó al cuidado de su padre, por lo que no nos extraña que Homer trate después así a sus tres hijos y se pase el día en el bar. Como él mismo decía, "maldita infancia traumática".

Al Bundy

El protagonista de la serie Matrimonio con hijos representaba al típico hombre de mediana edad cansado de su vida, de no tener dinero y de tratar con su mujer y unos hijos insoportables con los que no se sentía identificado. Pero ese no era su único problema: el personaje interpretado por Ed O’Neill (al que luego veríamos hacer otra vez de padre en Modern Family) era machista, detestaba el feminismo y se pasaba el día leyendo revistas porno y visitando clubs de striptease.

Abecedario natural

Tony Soprano

El protagonista de la serie Los Soprano no es que sea mal padre, es que es una de las peores personas que se han creado en una serie. El líder de la familia mafiosa no tiene reparos en asesinar cuando le conviene, como a dos de sus primos, o engañar a su mujer cuando le apetece. El ejemplo para su descendencia no es nada positivo. Además, la gran interpretación del ya fallecido James Gandolfini hacía temible la sola presencia de su personaje en pantalla.

Abecedario natural

Peter Griffin

Otro que tenía que estar en esta lista por méritos propios. Inspirado claramente en Homer Simpson, en Padre de familia Peter es un caso especial: es impulsivo y se deja llevar por estímulos que no tendría una persona normal. Es capaz de cualquier cosa, y no se preocupa por el bienestar de sus hijos, ni siquiera por el suyo propio. Nosotros nos hemos reído mucho con él a lo largo de los años, pero tener un padre así no tiene que ser nada fácil.

Walter White

Es cierto que al comienzo de Breaking Bad Walter White es un padre ejemplar que quiere a su hijo y que se preocupa por él. Sin embargo, su transformación en Heisenberg y su camino hacia el mal se lleva por delante también su papel de padre y marido para acabar alejándose de su familia. Un personaje totalmente opuesto al otro mítico padre interpretado por Bryan Cranston, Hal en la comedia Malcolm.

Abecedario natural

Anthony Cooper

La serie Perdidos tenía dos bandos claros: los seguidores de Jack, el líder de todo el grupo durante gran parte de la serie, y los de John Locke, el hombre que fue subiendo puestos durante las temporadas hasta convertirse en uno de los personajes más importantes de la ficción. Si eras del segundo grupo, seguro que lo pasaste mal con Anthony Cooper, el interesado padre que se acercaba a él para hacerle creer que le quería y conseguir el trasplante de riñón que necesitaba. Después volvería a desaparecer de su vida. Además, es el culpable de que John acabe en una silla de ruedas. Es difícil ser peor persona.

Abecedario natural

Jacques Noiret

En las series españolas también hemos tenido algunos ejemplos. Jacques Noiret, el odiado padre de Iván en El Internado está a la altura de muchos otros de los que aparecen en esta lista. No es solo que trate mal a su hijo y lo desprecie, es que incluso llega a intentar asesinarlo. Esta falta de cariño podría venir por el hecho de que Jaques no sea el auténtico padre de Iván, sino que lo compró cuando solo era un niño. Lo dicho, una buena pieza.

Abecedario natural

Tywin Lannister

Juego de Tronos está llena de personajes muy malos, pero Tywin se lleva la palma. Este hombre no deja a ninguno de sus hijos tomar sus propias decisiones, y es capaz de cualquier cosa con tal de mantener limpia la reputación de su familia. El peor parado es Tyrion, que es despreciado por su padre desde su nacimiento y durante toda su aparición en la serie. No nos extraña que los hijos le salieran casi tan malos como él.

Abecedario natural

Frank Gallagher

Terminamos con el que es probablemente el peor padre de todos, y no porque haga cosas peor que los demás, sino porque es el más realista, un personaje que te podrías cruzar en la calle perfectamente. El padre de familia de Shameless es alcohólico, ladrón, egoísta e interesado, y jamás mira por el bien de sus seis hijos, sino que siempre lo hace por su propio beneficio. Es capaz de cualquier cosa por dinero, incluso denunciar a su familia, y no le importa que estos no tengan ni siquiera para comer mientras él pueda pasar las horas bebiendo en el bar. Lo más triste de todo es que el personaje está tan bien hecho que muchas veces acabaremos sintiendo empatía con él, y pensaremos que es un pobrecito.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

NOTICIAS RELACIONADAS

Comentarios