Sexo

SARA GIL RESPONDE

«Si mi pareja me pone los cuernos, ¿soy yo la culpable?»

Lo de "si no lo encuentro en casa, lo busco en la calle" es una frase cobarde. Hay quienes pierden el deseo y por conformismo no dejan la relación. Lo mejor es hablarlo con la pareja y no ser infiel, ya que puedes hacer daño a la otra persona

dic 27 / 2014

PREGUNTA. Hace tiempo descubrí que mi pareja me era infiel. Él se arrepintió y ahora volvemos a estar juntos. Al preguntarle por qué lo había hecho, me dijo que porque no le daba lo que necesitaba: sexo. Ahora me siento obligada a tener relaciones con él para no pasar por lo mismo. ¿Soy culpable de los cuernos de mi pareja?

Nadie es culpable de que le sean infiel. Lo de "si no lo encuentro en casa, lo busco en la calle" es una frase cobarde. Las únicas personas que se deben sentir culpables por haber puesto los cuernos son las que lo han hecho. Antes de tener que llegar a ese punto, hay que hablar con la pareja para poder llegar a la raíz del asunto. Una vez comprobado de dónde procede el problema, hay qué tratarlo (ya sea físico o psíquico). Por último, hay quienes pierden el deseo y por conformismo no dejan la relación. Cuando esto ocurre, lo mejor es poner tierra de por medio para que ambos encontréis la felicidad con otras personas.

PREGUNTA. ¿Cuánto tiempo debe pasar desde la operación de fimosis hasta poder practicar sexo de nuevo?

La operación por fimosis es una intervención quirúrgica de carácter ambulatorio que no suele acarrear ningún peligro para la salud. Al finalizar, los puntos pueden molestar y tirar, pero solo hasta que te los quiten o bien se caigan solos. Una vez que la herida esté cerrada, cicatrizada y no tengas puntos, serás tú quien decida cuándo volver a practicar sexo.

PREGUNTA. ¿Es cierto que el tomate endulza el semen?

Al igual que con la orina, ciertos alimentos influyen en la textura, olor e incluso sabor de las secreciones corporales. El tomate es una excelente vigorizante sexual y un potente antioxidante que mejora la calidad del semen. Aun así, no se ha demostrado que al comer tomate el semen se vuelva dulce.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

NOTICIAS RELACIONADAS

En el interior de mi cabina
ene 01

RELATO SEXUAL

En el interior de mi cabina

Como cada noche escapaba diez minutos antes del trabajo. Meses antes me había quedado hasta tarde en la oficina por lo que Joaquín nunca se había percatado de mis vicios sexuales.

Una fantasía depravada
dic 08

RELATO SEXUAL

Una fantasía depravada

Manuela y yo no éramos una pareja exactamente liberal. Ambos salíamos de fiesta y nos acostábamos con otras personas. Lo sabíamos pero hacíamos la vista gorda.

Una noche de película
dic 05

RELATO SEXUAL

Relato sexual: Una noche de película

El partido estaba siendo realmente tedioso pero mi chico no quitaba los ojos de la pantalla. Desde que nos fuimos a vivir juntos los sábados por la noche se habían convertido en veladas de fútbol y pizza.

Comentarios