Starz

NUEVA SERIE FAMILIAR

'Algo que celebrar', aire fresco en la comedia española

El humor es todavía una asignatura pendiente en nuestra televisión, pero apuestas frescas como lo último de Antena 3 bien merecen el aprobado. 'Algo que celebrar' innova en la comedia familiar con un tono entrañable que necesita algo más de rodaje

ene 21 / 2015

Que sí, que es más fácil hacer llorar que hacer reír, pero es que muchas comedias españolas precisamente dan ganas de agotar las existencias de kleenex. Que 'La que se avecina' sea la comedia más vista dice mucho de la situación del género; que 'El fin de la comedia', ese experimento del monologuista Ignatius Farray a años luz del humor ranciete y facilón de Telecinco, se emita en un canal de pago como Comedy Central, también. Concluimos al hablar de la serie Broad City que la fórmula de la carcajada es la más difícil. Su popularidad es lo que la impide avanzar, y en una industria como la nuestra está más sometida a la condescendencia hacia el público. ¿Algo que celebrar ha conseguido superar esos vicios?

Dos semanas atrás debutó en parrilla la última apuesta de ficción de Antena 3, con la esperanza de poder encontrar algo nuevo y la costumbre de no hacerlo, y lo cierto es que el equilibrio entre esas dos fuerzas está bastante repartido. Que 'Algo que celebrar' sea producto de una compañía joven como Doble Filo es su gran baza de cara a la originalidad, pero que su anterior éxito fuera la correcta (ni excelente ni vergonzante) y aun así malograda 'Vive cantando' provocó los primeros recelos. La serie parte de una idea fresca y un formato cuidado que, aunque a veces se pierde entre los lugares comunes del 'para todos los públicos', remata una comedia por encima de cualquiera con etiqueta familiar que hayáis podido ver aquí.

La familia Navarro, de fiesta en fiesta

'Algo que celebrar' descubre a los Navarro en aquellas situaciones que nos retratan a todos, las reuniones familiares. Será en la boda del pequeño del clan, el rebelde y consentido Santi (Alejo Sauras), y después en la comunión de los sobrinos y en el cumpleaños de la abuela, donde conozcamos también a sus hermanos: Eva (Norma Ruiz), la mediana, una bióloga sin novio y sin trabajo, la redicha y estirada Laura, y el mayor, el gañán de Lolo, además de sus consortes, hijos y compañía. Juntos lidiarán con los enganchones típicos entre parientes en estas citas y sobre todo con la guerra entre sus padres, Manuel (Luis Varela) y Concha (Elena Irureta), enfrentados por una infidelidad 'a la vejez, viruelas', tras décadas de matrimonio.

AlgoCelebrar

¿Una familia bien avenida? Los primeros episodios abordan con enfoques originales, como el punto de partida de la serie, conflictos comunes del género, desde el salto generacional al tira y afloja de la comprensión mutua pasando por un imprescindible, la unión para solucionar cualquier desaguisado. La cuestión es si esos temas clásicos que no pueden faltar en un ejemplar del género han de ser tratados también con un humor tan tradicional... Los enredos y chistes de 'Algo que celebrar', lastrados por su duración, suenan inevitablemente a otros y carecen de chispa extra, aunque sí son más inteligentes y elegantes que los de otras comedias, como 'La que se avecina' y 'Aída', que optaron por lo vulgar como marca diferenciadora.

Una serie cercana y entrañable

Pero por lo que 'Algo que celebrar' acaba quedándose en casa es por la atmósfera, por el buen rollo entre los protagonistas que también potencia su concepto visual. Creada por un equipo de guionistas que lidera Mariano Baselga ('El internado', 'Vive cantando') y dirigida por Álvaro Fernández Armero ('Con el culo al aire', 'Doctor Mateo'), la serie de Antena 3 huye del atrezo y apuesta por interiores cuidados y localizaciones naturales, dando coba a momentos que al final logran parecer realistas. Está claro que el tono cómico necesita rodaje, pero el carisma que despiertan los Navarro termina resultando cercano en ciertas escenas y diálogos. Nos vemos reflejados, nos identificamos con ellos, y eso nos saca más de una sonrisa.

'Algo que celebrar' ha conseguido la atención de las audiencias indecisas tras vencer el combate contra Alatriste, que multiplica a la de Antena 3 en coste y en promoción. Su ventaja en ratings en las dos noches de emisión hasta ahora demuestra que los espectadores pasan de grandes presupuestos, y más en un formato tan viejuno y monótono como el de Telecinco, si hay propuestas nuevas e interesantes. La industria se vuelca cada vez más con productoras jóvenes, como Doble Filo o Plano a Plano ('El Príncipe'), con la vista en lo que se hace en el extranjero pero que también cuidan la imagen, las historias y los personajes, que respetan y entretienen al público más allá del 'share' del día.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

NOTICIAS RELACIONADAS

Comentarios