Starz

PLANETA LOWCOST

Ámsterdam, viaje a la pequeña Venecia

Si piensas en Ámsterdam seguramente te venga a la mente una ciudad de fiesta, juerga, donde casi todo es legal y las prohibiciones no existen. No vas mal encaminado, pero tampoco es del todo cierto. Ámsterdam es también una ciudad para disfrutar y con decenas de cosas que ver, además, a buen precio

dic 23 / 2014

Para llegar a la capital holandesa la mejor forma es el avión. Lo más sencillo es volar al aeropuerto de Schiphol, el más cercano al centro de la ciudad y desde el que podrás coger un tren por 3,60 euros para llegar a la estación central en unos 15 minutos. Los vuelos a Schiphol suelen rondar los 100 euros, un precio más elevado que si viajas a Eindhoven, donde vuelan compañías como Ryanair por unos 50 euros. Eso sí, una vez allí tendrás que coger un autobús que cuesta unos 40 euros ida y vuelta para llegar a Ámsterdam en unos 90 minutos. Hay que echar buenas cuentas para saber si realmente compensa.

Una vez en Ámsterdam no podrás evitar la tentación de moverte en bici. De hecho, se tiene más respeto a los usuarios de bicicleta que a los viandantes, por lo que cuidado con ir andando por el carril bici porque no  habrá piedad en atropellarte. Además de ser un medio no contaminante que te ayudará a hacer un poco de ejercicio, tendrás la oportunidad de recorrer toda la ciudad como un holandés más y descubrir el gran respeto que, a diferencia de otros países como España, se tiene al circular. El precio del alquiler de una bici durante un día suele rondar los 10-15 euros.

BikesAmsterdam

En el caso de no querer pedalear, no te preocupes, que también hay transporte público. Para utilizarlo, lo mejor es adquirir una tarjeta que te sirve para el autobús, metro y tranvía y que puedes comprarla para solo un día (7,50 euros) o hasta para una semana (32 euros).

Dónde dormir

A la hora de alojarte, el precio no será un gran problema en Ámsterdam. Es una ciudad joven que recibe a miles de turistas low cost, por lo que es muy frecuente dormir en albergues, como el conocido Flying Pig (el Cerdo Volador) donde una cama en habitación compartida te saldrá por unos 12 euros la noche. Si prefieren algo más privado, mira la cantidad de hostales de la ciudad o las habitaciones privadas de los albergues, que no te costarán más de 30 euros la noche.

Una vez alojado y con un pequeño control del transporte, echa un vistazo a las decenas de actividades gratuitas que puedes realizar en Ámsterdam. Comienza paseando por los preciosos canales de la ciudad que tienen más de 400 años y que se comparan constantemente con los canales venecianos. Los barcos-casa que se ubican a las orillas de algunos canales son verdaderas obras de arte. Sin abandonar el agua, siéntate cerca del Amstel River y quédate mirando como el puente levadizo Magere Brug se levanta para dejar pasar a los barcos.

MagereBrug

Tampoco te olvides de tener un detalle, y si es en un mercadillo flotante, mucho mejor. Para ello acércate al mercado de flores de Bloemenmarkt y déjate embaucar por la cantidad de olores.

Bloemenmarkt

Un poco de la Ámsterdam más salvaje también es necesario. Entra en uno de los típicos Coffee Shop y pasea por el promiscuo Barrio Rojo, donde verás a las prostitutas a través de las ventanas como si fueran maniquís. No te ruborices, forma parte del encanto de esta ciudad.

PlanetaLowCost

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

NOTICIAS RELACIONADAS

Bola del mundo
ago 05

EDUCACIÓN

¿Un año sabático antes de embarcarte en la universidad?: Programas y becas que lo hacen posible

Tras pasar media vida entre libros y clases llega el momento clave que te llevará a dar el salto a la universidad y empezar a formarte en lo que realmente deseas. Pero a esto debemos sumar otros tantos años –cuatro, en el mejor de los casos- durante los que continuarán las horas de estudio, los días en aulas y biblioteca, exámenes y prácticas laborales que completen tu formación académica. Pero, ¿estás seguro de que sabes realmente lo que quieres para tu futuro profesional?

Comentarios