Starz

VIDEOJUEGOS

Disney cierra LucasArts

Una de las consecuencias de la compra de LucasFilm por parte de Disney ha sido la desaparición de LucasArts, un auténtico referente histórico en la industria del videojuego

abr 11 / 2013

Fue la noticia de la semana, del mes, del año y probablemente del siglo. Disney ha decidido cerrar completamente la compañía desarrolladora de videojuegos LucasArts para reorientar el modelo de negocio en otras direcciones. El estudio queda completamente chapado, todos los trabajadores despedidos y Disney va a licenciar todas sus propiedades intelectuales al mejor postor bajo el sello actual. El comunicado oficial decía lo siguiente:

Tras evaluar nuestra posición en el mercado de videojuegos hemos decidido cambiar LucasArts desde un equipo de desarrollo interno a un modelo de licencias, minimizando así el riesgo de la compañía mientras obtenemos un portafolio más amplio de juegos de ‘Star Wars’ de calidad. Como resultado del cambio se producirán despidos por toda la organización. Estamos muy orgullosos y les damos las gracias a todos los equipos de desarrollo que estaban desarrollando nuestros nuevos juegos.

Lo peor de todo esto es que a nadie le ha pillado por sorpresa. LucasArts llevaba años viviendo de la renta y avanzando a duras penas explotando su gallina de los huevos de oro: Star Wars. El último trabajo que ha dejado la compañía en nuestras estanterías ha sido el flojo Star Wars: Kinect, que no será recordado por su calidad sino por ser el último en salir de la factoría LucasArts.

Algunos juegos para recordar siempre LucasArts

Como hemos dicho, Star Wars ha sido la gran piedra angular de la economía de LucasArts durante estos último 30 años. Todo este tiempo da para muchos, muchísimos juegos basados en las películas de la empresa a la que pertenecía LucasArts: LucasFilm, de George Lucas. No son todos los juegos de la franquicia, pero sí algunos de los más destacados.

Star Wars: Knights of the Old Republic. Fue desarrollado por Bioware y lanzado para Xbox, PC y Mac siendo el juego de rol por antonomasia de toda la saga. Recibió cantidad de premios y buenas críticas y, para muchísima gente, todavía es la mejor opción para saber qué se siente al meterse en la piel de un Jedi o de un Sith. Juegazo imprescindible para todo el mundo, sea fan de 'La Guerra de las Galaxias' o no.

Star Wars Rogue Squadron II: Rogue Leader. Lo que yo pueda decir de este juego que no se sepa ya es poco, por no decir nada. Fue desarrollado por Factor 5 para el lanzamiento de la GameCube de Nintendo y nos hacía sentirnos auténticos pilotos estelares, rememorando los mejores momentos de la trilogía original. Controlar el Halcón Milenario o vivir en tu propio pellejo la batalla de Hoth, entre otras cosas, sor agumentos más que suficientes.

Star Wars: Battlefront II. Para muchos, el mejor videojuegos de Star Wars que ha habido y habrá. Fue desarrollado por Pandemic Studios y planteaba el universo de una manera algo diferente al resto. Las espadas láser era una opción, no un básico en el juego, por lo que se obtuvo como resultado uno de los títulos más completos y entretenidos que se recuerdan.

Otros juegos Star Wars. Obviamente, es muy difícil nombrarlos todos, pero en la memoria del 'jugón' siempre quedarán otros títulos míticos de la franquicia como Star Wars: Galactic Battlegrounds, Star Wars: El Poder de la Fuerza (I y II), Star Wars: Episode I, Racer, Star Wars: Jedi Power Battles, Star Wars Jedi Knight II: Jedi Outcast, toda la saga LEGO: Star Wars, etc.

Aventuras gráficas

Si otra cosa además de Star Wars ha marcado la historia de LucasArts y, en consecuencia, la historia de esta industria, han sido sus maravillosas aventuras gráficas. Todos los que tenemos ya una edad recordamos nuestra infancia con alguna de estas joyas en la pantalla de nuestro ordenador, que nos hacían disfrutar con personajes míticos que vivirán siempre en nuestra memoria y guiones llenos de humor e historias dignas de no ser olvidadas nunca. 

Maniac Mansion, 1987. Por orden cronológico y porque fue el que abrió la veda de las aventuras gráficas de LucasArts a niveles estratosféricos está Maniac Mansion. El primer gran trabajo de Ron Gilbert nos presentaba una serie de personajes míticos inmersos en una historia que parodiaba a las películas de terror de serie B de los 80. Di el pistoletazo de salida al sistema SCUMM, que permitía desarrollar aventuras gráficas que se convirtió en la base de la mayoría de juegos de LucasArts en la época.

Loom, 1990. Brian Moriarty diseñó Loom con la idea de convertirlo en un juego mucho más artístico y profundo que los anteriores de LucasArts, prescindiendo del humor característico de la compañía y aumentando la dificultad en varios enteros. Sus dos continuaciones, Forge y The Fold, se quedaron por el camino, pero nunca se sabe. Igual nos sorprendemos con la moda de los crowdfundings.

The Secret of Monkey Island, 1990. Probablemente el juego más famoso de todos cuantos han salido de la mente de Ron Gilbert, Tim Schafer y de LucasArts. La primera de las aventuras del pirata novato Guybrush Threephood contra el temido LeChuck. Fue un éxito abrumador en todos los rincones del planeta y aún hoy sigue siendo considerado uno de los mejores videojuegos de todos los tiempos. Lo tenía todo a su favor y lo aprovechó. Seguro que un pollo de goma con una polea en medio nos ayudará a que nunca caiga en el olvido. Mira detrás de ti, ¡un mono con tres cabezas!

Full Throttle, 1995. Pasó quizá un poco más inadvertido entre los jugones, en comparación con los anteriores, pero Full Throttle marcó también a toda una generación. LucasArts exprimió al máximo SCUMM en este juego, con un apartado gráfico de infarto, un guión muy adulto repleto de guiños y homenajes a los amantes del Metal, y con un protagonista inolvidable. Tim Schafer estaba detrás de él. Era el primer juego de LucasArts en ser compatible con Windows 95 y llegó a ser distribuido en CD-ROM para poder reproducir con fidelidad la voz de Mark Hamill.

Grim Fandango, 1998. La última gran aventura gráfica de LucasArts y la primera en abandonar el ya obsoleto sistema SCUMM del que tanto hemos hablado. El 3D era el protagonista, tanto en los escenarios como en los personajes y nos poníamos en el pellejo de Manuel Manny Calavera, agente de viajes del Más Allá que tras una serie de casualidades se ve involucrado en el rescate de la sexy Mercedes Colomar en una aventura más propia del cine negro que de un videojuego de la época. Fue el último trabajo de Tim Schafer para LucasArts y fue un auténtico fenómeno en ventas y crítias a nivel mundial.

Hay muchos más juegos, cómo no, y resulta imposible quedarse sólo con cinco aventuras gráficas de LucasArts, porque además de las anteriores, todos tenemos grandes recuerdos de otros títulos como The Day of the Tentacle, Indiana Jones and the Fate of Atlantis, The Dig o la saga Sam & Max.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

NOTICIAS RELACIONADAS

Presentación Xbox Scorpio
abr 24

Xbox Scorpio

La última carta de Xbox

La guerra de las videoconsolas lleva librándose desde hace años, sin embargo se encuentra ahora en su punto más crítico con uno de sus participantes entre las cuerdas. ¿Conseguirá Microsoft levantarse y remontar la pelea?

Comentarios