Starz

ESTEREOTIPOS FEMENINOS

Ni mujer perfecta, ni mujer de verdad, mujer sana y libre

Ser mujer no es fácil (hombre tampoco, eh, aquí es más una cuestión de "ser"). Pero los clichés, que suponen, así a ojo, el 90% de las complicaciones de nuestra vida, nadie sabe por qué nos afectan más a la mujeres. Compararse, seguir las reglas, ser cómo te dicen que debes ser... NO. Esto no funciona así

dic 03 / 2014

Hola, me llamo Cristina y soy mujer. O eso creo, porque si me pongo a pensar sobre lo que dicen que te hace mujer, soy un tamagochi, lo juro. 

Veamos:

-  Tengo vagina. Pero los transexuales demuestran que lo biológico no determina tu sexo, así que prosigamos. También tengo la regla, pero cuando mi cuerpito quiere. Tengo una regla con complejo de Guadiana. Y además no me pone de mala hostia, me pone cachonda.

-  No tengo curvas. Bueno, sí tengo, pero no unas curvas voluptuosas. Así que soy mujer, pero no una mujer "de verdad". Por otro lado, la talla 38 no me aprieta el chocho, de hecho me baila, y no porque me falten cocidos... Tamagochi - 1 / Mujer - 0

-  Nunca he soñado con casarme, ni con vestirme de blanco... y no tengo instinto maternal (:O). Tengo una teoría (y que nadie se ofenda por favor): casarse, tener hijos, a veces (y digo a veces) es un poco "complejo de prota". Lo explico: nunca te has sentido LA importante. Ojo, que eso no quiere decir que no lo hayas sido, quiere decir que no lo has sentido y casándote y/o teniendo hijos, lo sientes. Punto y aparte.

-  Tras una ruptura sentimental jamás me he cortado el pelo. Me hago un nuevo tatuaje, cambio de perfume y de tono de rojo de pintalabios, eso sí.

-  Tener pareja no es una necesidad en mi vida. Soy capaz de follar sin amor y disfrutar.

-  Se me da fatal peinarme y/o maquillarme. Tras horas de entrenamiento visual a base de tutoriales en YouTube sobre cómo hacer ondas estilo 70s y sombreado ahumado francés, solo consigo parecer una piña o una drag queen trasnochada que se ha dejado caer.

-  No tengo ni idea de las calorías que tienen los alimentos y sigo sin saber diferenciar bien los vegetales de las hortalizas.

-  Prefiero Nueva York a París, la carne al pescado, lo salado a lo dulce y Los Ramones a los Beatles. No compares.

-  Hacer punto de cruz, sushi o muffins no me relaja. De hecho me pone muy nerviosa. Sin embargo, adoro quitar la piel al pollo en crudo.

-  Me bebo los botellines de un trago y me resulta completamente indiferente quién folla con quién. Bastante tengo con saber con quién me acuesto yo, que con esas barbas no hay manera de saber quién se esconde detrás.

Podría seguir hasta infinito, yendo y volviendo tres o cuatro veces, pero qué necesidad hay si ya queda claro que no soy una mujer, que soy un tamagochi, ¿no? PUES NO, soy mujer, diferente o igual, en el fondo como todas, como muchas. Ser diferentes no es ser mejores ni peores ni raros: ser diferente es ser uno mismo. Adiós a los clichés. No te define tu aspecto, ni lo que digan de ti, te definen tus actos.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

SE DICE EN TWITTER

Qué se dice en Twitter...



NOTICIAS RELACIONADAS

Por una revolución educativa
ene 22

LA IMPORTANCIA DE LA EDUCACIÓN

Por una revolución educativa

Los niños son el futuro de un país. Tarde o temprano debe haber una revolución educativa y eso pasa, entre otras cosas, por aceptar la diversidad cultural, tener en cuenta las materias creativas y artísticas y educar las emociones, que son "el núcleo sobre el que se construyen las relaciones"

Comentarios