Starz

FOTOGRAFÍA Y FAUNA

Ser niño y crecer entre animales: la infancia que todos querríamos tener

Robin Schwartz lleva más de una década haciendo de la infancia de su hija un mundo mágico. "La fotografía nos da la oportunidad de acceder por fin a nuestros sueños, de explorar y de ser parte de lo extraordinario". Y así es como saca a la superficie las fantasías de la pequeña Amelia, con una cámara, tiempo y dedicación

dic 05 / 2014

Imagina tener tres años y que no te crean en clase al contar que has estado tomando el té rodeada de gatos y perros de diferentes razas. Que le has contado un cuento a un ciervo de Virginia y le has hecho sitio en tu cama mientras pasabas las páginas. Que tienes unos años más pero les sigues contando a tus amigas que varios canguros se encargan de vigilar tus sueños mientras duermes. Que un chimpancé te abraza mientras mira a la cámara. Imagina que tu profesora llama a tu madre diciendo que quizás su hija tiene demasiadas fantasías en la cabeza y no sabe diferenciar entre los sueños y la realidad.

RobinAnimals

Este podría ser perfectamente el retrato de la infancia de Amelia, la hija de la fotógrafa y amante de los animales Robin Schwartz. Afirma que no podría sobrevivir sin ellos y que lleva más de diez años retratando la niñez y el paso de los años de su hija haciendo que los animales sean algo cotidiano en su vida.

RobinAnimals2

"Los animales siempre han sido mi tema, Amelia fue la aberración", cuenta Robin en una entrevista en el New Yorker. Todo empezó cuando falleció su madre y Amelia solo tenía tres años. Escribe que todo su trabajo, la maternidad y su forma de ser madre de Amelia cambiaron por completo. Siempre le ha interesado la comunicación entre diferentes especies, y viendo sus fotografías no hay duda ninguna: son muchos los animales que caben, como si fuera una escena de familia normal, borrando por completo la línea que separa a las personas de los animales.

RobinAnimals3

Robin Schwartz se adentra en el mundo de lo femenino y de lo extraño siempre de la mano de la infancia (y ahora adolescencia) de su hija y del resto de su familia, los animales. Su trabajo deja boquiabierto a más de uno y el libro que recopila todas estas maravillosas fotografías, 'Amelia y los animales', ha sido elegido como uno de los mejores libros de fotografía del año. Lena Dunham (creadora y protagonista de la serie 'Girls') es una de las seguidoras del trabajo de la fotógrafa y se ha servido de fotos de Robin y de Amelia, esta vez como ayudante, para alguno de sus textos en la red.

RobinAnimals4

Porque como escribe Robin, "la fotografía nos da la oportunidad de acceder por fin a nuestros sueños, de explorar y de ser parte de lo extraordinario".

RobinAnimals5

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

NOTICIAS RELACIONADAS

Concha
mar 13

EL TABÚ DE LA MASTURBACIÓN

'El dedo: apuntes sobre la masturbación femenina' (o una constelación en las manos)

Capitán Swing publica el nuevo libro de Luna Miguel, 'El dedo. Breves apuntes sobre la masturbación femenina', una recopilación íntima y maravillosa de entrevistas, fragmentos de diario, artículos y ficciones sobre un tema que provoca revuelo, polémica y silencio. Porque a día de hoy la masturbación femenina sigue siendo tabú

¿Y si tu hermana favorita fuera un chimpancé?
feb 26

PROYECTO CIENTÍFICO

¿Y si tu hermana favorita fuera un chimpancé?

En 'Fuera de quicio', Karen Joy Fowler enfrenta la dignidad y los derechos de los animales con el dolor y la pérdida de una familia en la que los padres deciden criar a la vez a Rosemary, su hija pequeña, con Fern, una chimpancé bebé. Pero aquí no hay recuerdos entrañables de infancia ni finales felices. Malpaso ediciones publica una novela que pregunta, que duele, que cuestiona los estudios científicos con animales y que nos enseña una particular estela de luces y sombras en la experimentación animal con primates

Instrucciones para ser una espía del siglo XVII
feb 19

LA HISTORIA DE APHRA BEHN

Instrucciones para ser una espía del siglo XVII

Sí, sabíamos que en el siglo XVII ya existían mujeres espías. Enfermeras, damas de honor, tenderas, mujeres de la nobleza… Las mujeres eran consideradas por la sociedad sujetos políticamente no activos por lo que pasaban totalmente desapercibidas. Entre sus instrumentos de espionaje descubrimos mensajes secretos entre vinagre, agua fría, huevos y alcachofas gracias al trabajo de la profesora de Nadine Akkerman

Comentarios