Trends

COMIDA JAPONESA

Cocinar platos tan cuquis que da pena comérselos

Hacer el avión para que el niño coma es muy de finales de los 90. Y llenar la verdura de salsas, queso, ketchup u otros productos que disimulan el sabor también está pasado de moda. Lo que se lleva ahora es 'jugar' con la comida. Literalmente. La idea se conoce como Bento y consiste en decorar los alimentos o hacer figuras con ellos

sep 20 / 2014

"Tengo tanta hambre que me comería un oso". Bien. Adelante. Hazlo. Un oso panda, por ejemplo, ¿por qué no? Esta frase hecha, esta hipérbole, que tantas veces hemos oído o usado ya es algo real. La técnica, que se conoce como Bento, procede de Japón y consiste en decorar la comida o hacer figuras con los alimentos: desde un oso panda hasta un adorable cerdo, pasando por pingüinos o gatitos.

BentoCerdo

BentoFotos

BentoOsito

Bento significa "comida servida en una caja" y muchas madre japonesas comenzaron a preparar los alimentos así para que sus hijos en el colegio comieran sano y variado (los ingredientes principales son arroz, verdura y carne) sin poner pegas ni quejarse.

Ahora, esta tendencia sobrepasa los límites del amor maternal y son muchos los que en Japón o en EEUU preparan sus comidas de esta manera. Y la creatividad no tiene límites. Lo que comenzó siendo un tupper con bolitas de arroz que parecían animales ha acabado por convertirse casi en una expresión artística.

BentoConejos

BentoOsoPanda

Los que decían "con la comida no se juega" tendrán que arrepentirse y ceder ante una moda gastronómica que parece aunar muchos adeptos ya. Sobre todo si lo hacen con tu serie o juego favorito, como Hora de aventura o Angry Birds. 

BentoHoraAventura

AngryBirdsBento

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

NOTICIAS RELACIONADAS

Paquete de los caramelos Peta Zetas
feb 07

CURIOSO

¿Por qué “estallan” los Peta Zetas cuando los metes en la boca?

Seguro que era uno de tus secretos de infancia más intrigantes. Esas golosinas que parecían piedrecitas y que bastaba meter en la boca para que hicieran una mascletá. Lo cierto es que no tomábamos nada que hiciera el mismo efecto. Entonces, ¿de dónde salían esas pequeñas explosiones? ¿Contienen pólvora? ¿Qué procesos químicos llevan a esa sensación tan absurdamente placentera?

Comentarios