Zoom

'HUMANITY'

21 días para adelgazar… en egoísmo

Un buen día, Nicko Nogués, creativo publicitario, pensó: «¿Qué puedo hacer yo para mejorar el mundo?». Así nació el programa ‘Humanity: 21 días de bondad’, cuyo lema es ‘No pierdes kilos, pero ganas humanidad’

mar 05 / 2013

‘Operación bikini’, ‘dieta Dukan’, 'dieta de la alcachofa’… La lista de trucos para desafiar a la abstinencia alimentaria y perder peso es infinita. Pero en adelgazamiento no está todo inventado. O al menos, no hasta ahora. Nicko Nogués, un creativo publicitario, propone un original programa de 21 días para quitarte esos kilos de más. 

Eso sí, kilos de más de egoísmo. Porque lo que Nogués plantea es engordar el karma en tres semanas. Un programa de bondad con el que cultivar el amor por la humanidad a través de actos solidarios. 

Este barcelonés afincado en México se define como ‘empezario’ por su afición por emprender proyectos. Un buen día —o quizá no tan bueno— pensó: «¿Qué puedo hacer yo para mejorar el mundo?».  

Así fue como nació ‘Humanity: 21 días de bondad’, el tiempo necesario, según los expertos, para crear un hábito. La iniciativa, que se llevará a cabo desde el próximo 11 de marzo hasta el 1 de abril, tiene diferentes niveles de dificultad. 

Kit de bondad para principantes

Los más desentrenados en amar al género humano ya pueden descargarse un kit para principiantes. Acciones para ir ‘ensayando’, como comprar un ramo de flores y regalárselo a un desconocido, no irse a dormir sin que al menos te hayan sonreído 20 personas, cocinar para alguien que no seas tú mismo o donar un día de tu salario. El programa definitivo, que se lanzará el 11 de marzo, incrementará su dificultad día a día, con propuestas como localizar a un parado y buscarle un trabajo

El propósito no es cumplirlo a rajatabla, sino intentar llevar a cabo el mayor número posible de acciones y, sobre todo, no desanimarse en el camino. «No se trata de ‘o todas o ninguna’», explica Nogués. «En la sociedad hay una tendencia al egocentrismo y a creer que nuestras vidas dependen de un Rajoy o un Obama. Nuestra vida depende, en gran medida, de nuestros actos», añade. 

Compartir en redes sociales

La pregunta es si es posible entrenar la solidaridad. «Sin duda. Son sólo horas de trabajo», afirma antes de parafrasear a Picasso: «El genio es 1% de inspiración y 99% de transpiración (sudor)». Y para no rendirnos tras acabar exhaustos en el primer ejercicio, este creativo anima a los participantes a documentar sus acciones con imágenes y subirlas a redes sociales como Twitter o Instagram bajo el hashtag #21díasdebondad

¿Necesidad de exhibir ante otros nuestra buena voluntad? Nogués asegura que es una cuestión de «presión social». «Compartirlo provoca que desde el principio te comprometas y, a partir de ahí, quieras cumplir tu palabra. Algo así como ‘quedar bien’ ante los demás», matiza. 

Además, dice, es una forma de motivar a otros: «Todo se contagia, la felicidad y la solidaridad, también». Una inyección de adrenalina para combatir un mundo que parece sufrir un eterno infarto de miocardio tras la crisis. 

Aún es pronto para saber si esta semilla 'buenrollista' se multiplicará por el mundo hasta impulsar una revolución, al menos, de conciencia. Por lo pronto, cuenta Nogués, hay una profesora que piensa proponer la idea a sus alumnos como ejercicio de clase, y una psicóloga que hará lo propio con sus pacientes. Menos Prozac  y más filantropía.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

SE DICE EN TWITTER

Qué se dice en Twitter...



EXTRAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Comentarios