Zoom

RETRASOS EN LOS PAGOS

A un mes de acabar el curso y sin becas

Faltan pocas semanas para finalizar el curso y miles de estudiantes todavía no han recibido la totalidad de la beca. Y los que la tienen denuncian una bajada sin justificación aparente. Hablamos con estudiantes sobre la situación, que resumen en tres puntos: falta de información, engaño e indefensión

abr 12 / 2014

"¿Dónde está mi beca, señor Wert?". La pregunta resuena en muchas facultades y hogares en las últimas semanas. Desde que, en octubre del año pasado, finalizara el plazo de presentación para optar a una beca general del ministerio de Educación, miles de alumnos becados todavía no han recibido la parte variable que les corresponde. Y el curso académico encara su recta final.

En comunidades como Cataluña y Andalucía, el retraso en los pagos afecta también a la parte fija. «El dinero está ingresado en las comunidades autónomas. Si éstas no están pagando no es cosa nuestra», afirman desde Educación.

«Los pagos van a llegar casi a curso vencido, con lo cual pierden su razón de ser. Nos dejan sin la ayuda que necesitamos para afrontar el curso durante todo el curso. Hay estudiantes que no han podido sostener la situación y han tenido que abandonar los estudios a mitad del semestre», explica Almudena, portavoz de la Plataforma de Afectados por las Becas (PAB), conformada por universitarios de toda España y que surge como punto de unión para que estudiantes se ayuden mutuamente y resuelvan dudas.

Para el curso 2013/14, el presupuesto fijado para becas generales ascendía hasta los 994 millones de euros (una vez restada la parte de exención de tasas de matrícula). La polémica surge con la parte variable «que se da a aquellos becarios que cumplen tanto los requisitos de renta como los académicos, independientemente de que tengan derecho a cuantía fija o no», explica Almudena.

«Esta situación es vergonzosa»

En los últimos días, Educación está empezando a notificar a los alumnos, vía PDF, la parte que falta por abonar de las becas. Tras seis meses de espera, la queja generalizada se centra en no saber ni cuál es la cuantía final ni cuándo se va a ingresar. «La situación este año es vergonzosa y nos tiene a todos con la incertidumbre de qué va a pasar», explica Sarah Ben, estudiante de grado de Ciencias Políticas en la Universidad Complutense de Madrid (UCM). «La beca es muy importante para mí. Además de las tasas de la universidad tengo que cubrir todos mis gastos, ya que no vivo con mis padres y no trabajo. Seguiremos a la espera de un PDF que, quién sabe, si vendrá con cuantía cero».

En el caso de los alumnos que sí han recibido la parte variable, la decepción es la tónica común. Desde la Plataforma de Afectados por las Becas reclaman que las cifras son menores de lo esperado y que no es posible, por el momento, su recurso. «Desde el Ministerio no se nos quiere facilitar los datos necesarios para proceder al cálculo y saber si son correctas o no», señalan.

El ámbito universitario no es el único afectado. Las ayudas para Formación Profesional (FP) también están sufriendo un retraso en los pagos, como cuenta Isabel María, que cursa una FP superior en Sevilla. «Los andaluces de FP hemos estado desde el 29 de enero con la beca concedida y hasta estas fechas no la están pagando. Es una auténtica vergüenza, tengo amigos que han tenido que dejar la carrera porque la beca les ha venido en abril en vez de diciembre».

Mil euros menos en un año

Fuentes de Educación han asegurado a Gonzoo que las notas han sido un factor fundamental para resolver las cuantías de cada alumno. «La nota media de los alumnos becados ha pasado del 6,8 al 7,4. A mejor nota, más dinero respecto al año pasado», explican.

Este punto, no obstante, difiere con el caso de Ángel Miguel García, estudiante de tercer año en Ingeniería Informática en la Universidad de Jaén. «No entiendo por qué he recibido menos dinero que el año pasado, si los requisitos de esta beca eran principalmente la renta y la nota media, que fue un 8.04», señala.

De los 4.587 euros que recibió el año pasado, Ángel comenta que la cuantía del curso presente asciende a un total de 3.513 euros (1.500 de parte fija más 2.013 euros de variable). «1.074 euros menos, de los cuales solo he visto en mi cuenta bancaria los primeros 1.500», asegura. «La verdad es que me siento doblemente engañado por el Gobierno, ya que también y como consecuencia de esta resolución de las becas, he tenido que renunciar a mi beca Erasmus para el año que viene a Suecia».

Para Almudena, portavoz de la PAB, se tiende a desoír las necesidades de cada estudiante. «Aunque hay umbrales de renta para acceder a las becas hay mucha diferencia entre el máximo y el mínimo. Por ejemplo, la diferencia entre un estudiante que reside y estudia fuera de casa y uno que lo hace en su propia ciudad es solo de 1.500 euros al año y, en cambio, la diferencia de gastos es mucho mayor. No hay una proporción real».

Devolver la beca

Andrés reconoce que se equivocó de carrera. Hizo el bachiller en Ciencias, pero optó por reconducir su carrera hacía el Derecho. Tras un período de reflexión, decidió salirse de las letras e iniciar Ingeniería Agrícola en la Universidad de Almería. Este vaivén le deparó una asignatura aprobada de las ocho que tenía y, meses después, una carta donde se le reclaman 630 euros.

«Pedí la beca el año pasado, cursando primero de Derecho. Lo de los 630 euros era por cuestión de transporte, ya que vivo lejos de la universidad y me sale a unos 30 euros el viaje. El motivo para tener que devolver la beca es no haber aprobado el 50% de los créditos matriculados. Ni siquiera han tenido en cuenta que me he cambiado de carrera para, al menos, darme la posibilidad a pedir beca de nuevo aun devolviendo la anterior. Ni siquiera han tenido la consideración de lo que gasto en transporte. Tengo la suerte de que puedo devolver la beca con el dinero que tengo ahorrado, pero me quedo en menos de 50 euros y mis padres, ahora mismo, andan ahogados a expensas de una posible mejora económica. Tocan momentos duros», explica.

Esta medida, que ya se exigía, pero más severa con la última reforma educativa, ha incrementado el caso de afectados. Hasta 20.000 en los últimos meses. Ahora se trata de aprobar, esperar o reintegrar.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

SE DICE EN TWITTER

Qué se dice en Twitter...



NOTICIAS RELACIONADAS

Comentarios