Zoom

'CÓMO SER UNA MUJER'

Caitlin Moran, la irreverente voz del nuevo feminismo

'Cómo ser una mujer', el hilarante libro de Caitlin Moran, narra el espinoso y muchas veces humorístico camino que ha tenido que recorrer para arrojar luz sobre aspectos clave de la condición femenina como la menstruación, el sexo, el sobrepeso o el embarazo

mar 25 / 2014

En uno de los primeros capítulos de su libro, 'Cómo ser una mujer', Caitlin Moran marca la diferencia entre los términos que no le gustan para designar a su vagina, como "pussy", "sexo", "agujero", "potorro", "tarro de miel" o "arbusto", y aquellos que sí que le gustan, como "chumino", "chichi" o "chocho", para luego añadir que «las vaginas siempre parecen tener problemas». «Solo una masoquista querría tener una porque les pasan cosas horribles. Se desgarran, se examinan, se encuentran pruebas en ellas, los asesinos en serie dejan cosas en ellas...», detalla.

Moran (Brighton, Reino Unido, 1975) bombardea a sus lectores con una verborrea cruda e ingeniosa plagada de referencias musicales y literarias. ¿Su objetivo? Poner en jaque al feminismo tradicional, alejarse de la erudición y hacer que nos riamos de los ataques a la mujer mientras decimos alto y fuerte "¡Jódete, patriarcado!".

«No quiero otro niño»

Caitlin dejó el colegio a los once años para seguir con su educación en casa. A los 18 tenía su columna en 'The Times' y presentaba un programa de televisión. Criada por unos padres hippies en una vivienda de protección oficial, la precoz autora dejó su hogar y a sus siete hermanos menores para alquilarse un piso en Camden y trabajar como redactora en el ya extinto semanario musical 'Melody Maker'. En uno de los capítulos, quizás el que mayor polémica ha suscitado, relata con detalle el momento en el que siendo madre de dos hijas, se entera de que está embarazada de nuevo y decide abortar. «Sé con serena certeza que no quiero otro niño ahora, del mismo modo que sé que no quiero ir a la India, ni ser rubia ni disparar un arma», afirma.

Y ataca directamente los argumentos antiabortistas: «La indiferencia con la que aceptamos la guerra, las hambrunas, las epidemias, el dolor y la pobreza extrema y crónica nos muestra que, por mucho que nos engañemos, solo hemos hecho el menor esfuerzo posible para tratar realmente la vida humana como algo sagrado», afirma. Al final de este apartado, y tras explicar que el aborto fue una experiencia dolorosa, violenta y desagradable, reconoce que es una de las mejores decisiones que ha tomado.

Howtobeawoman

Moran, firme defensora de la masturbación, narra sin pudor el día en el que sacó de la biblioteca un ejemplar de 'Jinetes', de Jilly Cooper, en el que encuentra «pollas, tetas y sexo por doquier». «Coños cayendo del cielo. Anos de más de medio metro de profundidad. Un huracán de pezones, mamadas y felaciones», describe. Gracias a esta historia de pornografía, la autora descubre la magia del onanismo. 

«Durante las siguientes semanas me convierto en la reina de la masturbación… Me cortejo a mí misma en los lugares más variopintos: en el cuarto de estar, en la cocina, en la parte trasera del jardín. De pie, sentada en una silla, tendida boca abajo y con la mano izquierda...», recuerda. La aparición de vello en su cuerpo o la llegada de la menstruación son algunos de los momentos en los que la autora se recrea con su particular estilo. «Mi cuerpo dejó de ser algo que solo hacía caca para convertirse en unos grandes almacenes mágicos que algún día venderían bebés».

Su historia, a la gran pantalla

Tras el éxito abrumador de 'Cómo ser mujer', publicado en 32 países y con más de medio millón de ejemplares vendidos, las memorias de esta columnista han servido para grabar una serie de televisión y la misma autora está participando en su adaptación al cine. «Me gustaría que me interpretase Dustin Hoffman, como en Tootsie. Porque, básicamente, las preocupaciones de una mujer hoy en día son como las de una 'drag queen', yendo arriba y abajo con maquillaje y tacones. ¡Siempre es chocante ver cómo les sorprende a los hombres lo que tenemos que hacer a diario!», declaraba en una entrevista a 'S Moda'.

CaitlinaMoran

Moran niega que su libro se trate de un manual de autoayuda. Con él quiere convencer a aquellas mujeres que se declaran no feministas de que el feminismo es algo con lo que todo el mundo puede divertirse, hombres incluidos. Gracias a su libro, miles de adolescentes de todo el mundo se han sumado a su particular visión de lo femenino.

Pero su cruzada continúa. Hace poco confesaba estar trabajando en su segunda novela, que ya pronostica que será mucho más salvaje y atrevida que la primera. «El feminismo y hacer la revolución social es la hostia» es una de sus máximas.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

SE DICE EN TWITTER

Qué se dice en Twitter...



NOTICIAS RELACIONADAS

Comentarios