Zoom

CRISIS DEPORTIVA II

El dopaje y los amaños, manchas para los deportistas españoles

Más allá de la devaluación de las competiciones nacionales, se han hecho omnipresentes dos nubes negras: el dopaje y los amaños. La duda acerca de la limpieza de los profesionales cada vez es más alargada. Todo ello en el seno de una candidatura que aspira a los JJOO de 2020, pero qué se ha hecho para merecer esa fama

ago 01 / 2013

Mientras que en el fútbol español las acusaciones directas se multiplican cada año, todo el deporte tiene ahora un velo de sospecha: el dopaje. Las dudas se generalizan y más entre los deportistas españoles. Ese es el rastro que deja tras de sí un Operación Puerto, internacionalmente tildada de insuficiente y una confusa estrategia contra los amaños.

La repercusión del dopaje

En los últimos meses, el sistema jurídico español ha tenido que recomponerse. La Operación Puerto ha dejado una herida que se intenta cicatrizar con la instauración de una nueva ley antidopaje. Reforma promovida por las exigencias del Comité Olímpico Internacional (COI) de cara a otorgar los JJOO de Madrid 2020. Una plaga germinada en España que llegó a ser mundial.

Ni un mes ha transcurrido desde la instauración de la nueva ley antidopaje, la intención es clara: «adaptar el marco legal a las modificaciones de la Agencia Mundial Antidopaje», declaró el diputado popular A. Román. Las leyes españolas eran un escudo demasiado endeble. «Era más fácil pasar los controles en España» contestaba Onye Ikwuakor, director del departamento jurídico de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA), cuando le preguntaban acerca de por qué Lance Armstrong se trasladó a vivir a Gerona.

Con el desenlace de la Operación Puerto la indignación creció. «La resolución sólo beneficia a los tramposos», así de contundente se mostró el tenista Rafa Nadal. Algo que concuerda con la idea de Enrique Julián, experto en la operación y su relación con el ciclismo: «La Operación Puerto ha sido un completo fracaso que ha mostrado las enormes carencias del sistema español». 

La indulgencia del código penal español

«Exiguas sentencias limitadas por un código penal que no tipificaba el dopaje como delito –lo hizo poco después-. Sólo los médicos fueron penados y exclusivamente por delitos contra la salud pública» resume Enrique Julián. Un sistema arcaico al que pilló por sorpresa la trama de dopaje más importante de la historia. Una mancha imborrable en el deporte español.

La destrucción de 200 bolsas de sangre impidiendo la identificación de muchos de los clientes de Eufemiano Fuentes, cerebro de la trama, es una losa muy pesada para la candidatura Madrid 2020

«Tanta culpa tienen los casos de dopaje como el hecho de que la Unión Ciclista Internacional (UCI) no pusiera todo de su mano. Las sanciones deportivas de la Operación Puerto no llegaron porque la justicia española no se coordinó con la UCI ni la AMA» afirma Rodrigo Rodríguez, gestor del microblog @el_peloton

La credibilidad del deporte español está herida de muerte. «La Operación Puerto desbarató los intentos de sacar a la luz una de los mayores escándalos del doping» sentenció el The New York Times. La duda es si las autoridades han aprendido de este ineficiente episodio, en especial de para optar a la cita polideportiva más importante del mundo. «La nueva ley antidopaje es apenas un maquillaje de la anterior para adecuarla a las normas de la AMA de cara a Madrid 2020» critica Enrique Julián. 

La Operación Puerto, la mayor vergüenza del deporte español en plena ‘Edad de oro’, pasa factura a los deportistas y resta sinceridad al compromiso de lucha del Consejo Superior de Deportes (CSD). En pocas palabras, «peor que un error», que llegó a concluir el tenista escocés Andy Murray. Error que salpica a los deportistas, en especial, a los españoles.

El amaño: la duda de todos los años

En el fútbol profesional español se encuentran cada año nuevos casos de supuestos amaños (en 2013 el Levante 0,4 Deportivo de la Coruña y Racing 3,0 Hércules). Los clubes no pueden permitirse un descenso, sería dejar de ganar cantidades que permiten la subsistencia de muchas entidades. La Liga de Fútbol Profesional (LFP) ha tomado cartas en el asunto pero de una forma más mediática que resolutiva.

«No podemos mirar a otro lado cuando hay indicios de algo tan serio, no creo que se trate de una práctica nueva» advierte Borja Barba, creador de la web Diarios de Fútbol. Las sospechas en el fútbol español no son recientes, muchas han sido las temporadas en las que se ha terminado hablando más de primas a terceros que del deporte en sí. «La aparición y el boom de las apuestas deportivas online ha influido muy directamente en estas prácticas», sentencia Borja Barba.

Nadie duda del control que existe en las casas de apuestas más prestigiosas del mundo, pero las facilidades que otorgan las nuevas tecnologías permiten acceder a otros rincones del mundo más permisivos complican todo. En 2013 tanto con el Levante-Depor, como con el Racing-Hércules, se registraron grandes movimientos de dinero en casas de apuestas pequeñas. 

La peculiar estrategia de la LFP 

Esas conductas extrañas alertaron de los posibles amaños. Incluso el presidente de la LFP, Javier Tebas, acusa directamente: «El Hércules tiene que dar los nombres de los jugadores que amañaron». Actitud verbal directa pero que no se ha transformado en sanciones con el paso de los meses.

«La LFP ha convertido algo tan serio en poco menos que un circo con juicio público incluido. Si la LFP tiene indicios serios de que un partido ha podido ser amañado que profundicen en la investigación y aporten pruebas concluyentes», palabras de Borja Barba, que explican el sentir hacia la LFP, que ha demostrado más de cara a los micrófonos que actuando en los despachos

«No tiene sentido que Tebas señale a los clubes involucrados están siendo investigados y que, acto seguido, declare que “lo que corresponde es el descenso de Racing y Hércules”, está precipitando los hechos» Borja Barba carga contra el presidente de la LFP.

Javier Tebas intentaba normalizar la situación, pero ha provocado que la presunción de inocencia no exista. Ha metido en el ojo del huracán público a los señalados mientras que no se ha producido ninguna sanción. 

El presidente del CSD, Miguel Cardenal reconoce a los amaños como «una amenaza mayor que el dopaje» y ha movido pieza. Para Borja Barba «hay que valorar muy positivamente la intención de legislar acerca de los amaños, sólo falta que no se quede en buenas intenciones». 

El deporte español está en una contrarreloj por tapar sus defectos de la forma más rápida posible y esperar que Madrid 2020 llegue. Además de manchar a sus mejores profesionales, la devaluación de las ligas y las prácticas ilegales ponen en jaque una estructura que, pese a éxitos internacionales de renombre, está en crisis.


Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

SE DICE EN TWITTER

Qué se dice en Twitter...



NOTICIAS RELACIONADAS

Comentarios