Zoom

EXPERTOS ANALIZAN EL DRAE

¿Es sexista el Diccionario de la RAE?

La polémica vuelve a salpicar a la Real Academia de la Lengua tras publicarse en diferentes medios que la reconocida institución recoge los adjetivos "débil" y "endeble" en la acepción de 'femenino', y los de "varonil" y "enérgico" en la de 'masculino'. En la próxima edición del Diccionario, la de 2014, que sustituirá a la vigente, ambas acepciones ya han sido modificadas por la RAE

nov 14 / 2013

Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua (DRAE), 'periquear' se utiliza cuando "una mujer disfruta de excesiva libertad" y un 'huérfano' es "una persona de menor edad a quien se le han muerto el padre y la madre o uno de los dos, especialmente el padre". Es posible que a estas alturas ya estés tirándote de los pelos, pero hay más. Según el Diccionario, una de las acepciones de 'femenino' es "débil, endeble" y de 'masculino', "varonil, enérgico". Seguramente creas que te van a sangrar los ojos al leer esto, pero espera, contén la sangre y la respiración: el DRAE no es un diccionario de uso, sino que, tal y como explican desde la Academia, «aspira a contener todos los términos como para que puedas entender tanto un texto actual, de Pérez-Reverte, por ejemplo, como uno histórico como el Quijote».

Sin embargo, muchos se llevaron las manos a la cabeza cuando los medios publicaban las acepciones de 'masculino' y 'femenino'. No es para menos. Pero la cuestión es si obedece a un sesgo ideológico machista por parte de quienes elaboran el Diccionario o se trata de una institución anacrónica que mantiene acepciones que no corresponden a la época actual.

El primer diccionario que publica la Academia es el llamado de autoridades, entre 1726 y 1739, y el actual está en parte contaminado por prejuicios y adherencias de aquel. «El DRAE sigue siendo el tataranieto del Diccionario de autoridades. Uno de sus problemas no es lo que le falta, sino lo que le sobra», aseguraba el académico de la RAE Pedro Álvarez de Miranda en una entrevista.

Es la opinión que también defiende Jesucristo Riquelme, doctor en Filología Hispánica y académico de honor en la Academia Internacional de Ciencias, Tecnología, Educación y Humanidades (AICTEH). «El DRAE, en su última edición, todavía hereda múltiples facetas obsoletas de la vida. Que recoja términos antiguos, o insista en ellos, no favorece el avance en la comunicación. ¿Qué adelantamos ahora con incluir 'crocodilo' o 'murciégalo', a pesar de que su origen fuera este?», argumenta Riquelme. El lingüista califica el lema de la RAE de «anacrónico». «”Limpia, fija y da esplendor” presupone que la lengua ya ha alcanzado su cima, la suma perfección. La lengua sigue afortunadamente viva».

'Hombre' y 'mujer'

Pero, ¿por qué entonces la Academia mantiene todavía acepciones como las de 'femenino' o 'masculino'? «Probablemente el motivo, no confeso, consiste en que la sociedad así lo usa, y que este uso es mayoritario en ambos sexos», sostiene el académico de la AICTEH. Eulàlia Lledó, doctora en Filología Románica, apunta que «a los académicos esta manera de definir les gusta. Encuentran estas acepciones adecuadas, acertadas». La RAE se defiende: «Se ve que no es así porque ya han sido modificadas».

Lledó fue una de las personas que la Academia contrató para que elaborase un informe sobre el sesgo ideológico de las palabras en el Diccionario para la vigésima segunda edición del mismo, la de 2001, la vigente. El resultado: 4.000 páginas de las que, según la filóloga, la institución «no hizo prácticamente caso».

«Hay muchos ejemplos, como el de 'mujer' y 'hombre'. El primer término lo definen como “hembra que ha parido” y el segundo, “varón o macho que ha engendrado”. En primer lugar, desde un punto de vista científico, las mujeres también engendran, no solo paren. Y, en segundo lugar, es un error gravísimo desde el punto de vista formal: a las mujeres se las compara con animales, mientras que en el caso de los hombres, según esa definición, sí se distingue entre personas y animales», argumenta Lledó. «Es evidente que en un diccionario no se pueden quitar cosas que nos sienten mal, pero en este caso, como en muchos otros, no es que sea bonito o feo, es que es incorrecto», añade.

Respecto a lo políticamente incorrecto, la RAE también se pronuncia: «La Academia no marca modas y tendencias, solo recoge lo que se usa». Desde la institución explican que en reiteradas ocasiones han recibido solicitudes para que retiren una de las acepciones de la palabra 'cáncer'. En cuarto lugar, el DRAE indica lo siguiente sobre esta afección: "Proliferación en el seno de un grupo social de situaciones o hechos destructivos. Ejemplo: La droga es el cáncer de nuestra sociedad". «Muchas personas que tienen familiares afectados por esta enfermedad pueden sentir rechazo por esta definición, pero es que es un uso que se le da, y no se puede borrar porque sea políticamente incorrecto. No porque la Academia elimine una palabra o una acepción su uso va a desaparecer», explican desde la RAE.

Palabras en desuso

La Fundación del Español Urgente (Fundéu) también aporta su punto de vista sobre la polémica: «En la Academia no piensan que realmente 'femenino' sea "débil o endeble", si no no habrían eliminado este significado del Diccionario esencial de la lengua en 2006, un diccionario de la propia RAE». «El DRAE no es un diccionario de uso, no se trata de quitar sistemáticamente en cada edición lo viejo y completarlo con lo nuevo, hay textos antiguos en español con esas acepciones fuera del uso actual. Mientras se mantengan esas voces en el DRAE, quizá lo ideal sería marcarlas indicando que son antiguas, o que están en desuso y que ahora ya no se utilizan», explican desde la Fundéu.

Además, ‘mutilar’ el diccionario aduciendo intenciones machistas o sesgo es «poco serio», según la Fundación. «Cambiar un término implica cambiar muchos otros. Las palabras en el Diccionario están interrelacionadas, y se trata de un mecanismo elaborado y complejo».

Sea como fuere, en la próxima edición del DRAE, la vigésima tercera, que será publicada en octubre de 2014 y dará relevo a la actual, ya hay cambios significativos que se han hecho a lo largo de estos últimos años. Por ejemplo, en los tan polémicos términos 'masculino' y 'femenino', que quedarán así:

DefinicionesRAE

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

SE DICE EN TWITTER

Qué se dice en Twitter...



NOTICIAS RELACIONADAS

Comentarios