Zoom

'CIBERBULLYING'

Los peligros del fenómeno 'Informer' de Facebook

Comienza el curso en escuelas y universidades, y con él un nuevo año de importante campaña contra el 'ciberbullying', un tipo de acoso cibernético cada vez más presente en los países europeos, especialmente en España, y que supone, en muchas ocasiones, una amenaza para los centros educativos y sus alumnos

oct 05 / 2013

A principios de año tuvo lugar el polémico caso 'Informer', un fenómeno social que consistía en publicar información delicada de algunos alumnos en páginas de Facebook, causando así estragos importantes en algunos centros escolares y universidades del país.

En Cataluña, por ejemplo, algunos centros públicos se vieron envueltos en un desagradable ambiente de denuncias entre padres y alumnos, lo que llevó a las autoridades a tomar fuertes medidas contra el llamado 'ciberbullying', el acoso en la red. En total, seis familias presentaron denuncias formales contra los acosadores de sus hijos en Facebook.

Con el nuevo ciclo escolar, las autoridades han aprovechado el momento para recordar la peligrosidad de ejercer el acoso escolar en la red y las consecuencias de publicar información delicada de terceros sin consentimiento. Desde el ministerio de Interior aseguran que la práctica de publicar información que vulnere la integridad de las personas es delito, como también lo es el hecho de publicar acusaciones falsas y rumores, pues podrían considerarse difamaciones.

El hecho de compartir una publicación que contenga información delicada o difamaciones también convierte al usuario en cómplice, pues está distribuyendo esa publicación libremente.

Investigación judicial

Un simple clic al botón de compartir en Facebook, Twitter o cualquier red social puede convertir al usuario en un cómplice si las autoridades abren una investigación judicial. Los usuarios deben recordar que algunos cuerpos policiales autonómicos españoles tienen firmado un acuerdo con Facebook para investigar las páginas anónimas de los acosadores de forma rápida y obtener los datos físicos de los creadores de las páginas bajo el amparo de la ley.

La plataforma, además, confirmó que se acelerará el proceso de denuncia contra una página anónima si hay evidencias de acoso. El acto de acosar a otro tiene sus consecuencias, pero no son tal sólo penales. En el último año, ha habido varios casos en Europa y Estados Unidos de adolescentes que se han suicidado por el acoso recibido en la escuela y en la red.

De hecho, el caso más reciente ocurrió en verano, en un pequeño pueblo de Inglaterra, dónde una menor se suicidó en su casa por el acoso recibido en Ask.fm, una plataforma social que permite a los acosadores formular preguntas sin identificarse.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

NOTICIAS RELACIONADAS

Comentarios