Zoom

FOTOGRAFÍA Y MÚSICA

MED: el festival de fotografía y música vuelve a la playa de Murcia

Quién dijo que no podrías volver de un festival con un par de diplomas, conociendo a los mejores fotógrafos del momento y sin dejar la fiesta de un festival clásico. Vuelve el Mediterráneo Photo Festival

jul 07 / 2013

Un festival sin la música como único protagonista, sí es un festival. El Mediterráneo Photo Festival (MED) celebra este verano su segunda edición combinando la fotografía y la fiesta en un formato original y desconocido en España. Entre el 25 y 28 de julio en Las Águilas, Murcia, los mejores profesionales de la fotografía actual impartirán clases y talleres, habrá mesas redondas, charlas, conferencias, proyecciones, exposiciones… Una vez acabada la jornada cultural, es hora de la fiesta y los djs.

Con 28 años, el fotógrafo Carlos Alba y otros tres amigos del mundo de la comunicación se lanzaron con este proyecto innovador. Ninguno de ellos se dedica plenamente al festival porque tienen sus respectivos trabajos. «Es muy difícil llevarlo a cabo y lo hacemos por amor al arte», afirma Carlos, director del festival.

Una identidad propia

«Hemos querido tener una identidad propia, no somos Photoespaña ni queremos serlo», cuenta Carlos. Así, el festival cuenta con grandes figuras de la fotografía reconocidas internacionalmente, pero crea un ambiente cercano, familiar y distendido con los asistentes. «Son estrellas, pero queremos que no vayan  de estrellas» apunta el director. «Pretendemos, por ejemplo, que se queden a hablar con los visitantes si después de su charla les preguntan algo», concluye.

Entre los fotógrafos asistentes estarán Cristina de Middel, Philipp Toledano, Chema Conesa, Vicente Paredes, Sara Zorraquino y Julian Barón, todos grandes expertos en su especialización fotográfica (artística, comercial, edición, moda…).

Mejorar la cultura visual

«La fotografía en España está muy popularizada, sobre todo con la digitalización, pero creo que no tenemos una cultura visual muy potente. No sabemos distinguir una buena de una mala foto», opina Carlos. Así el festival pretende guiar a los visitantes para convertir esa popularización en una capacidad más crítica.

Con el abono regular (30 euros) se tiene acceso a la fiesta, master clases de una hora y media con los fotógrafos, exposiciones guiadas con los artistas, proyecciones nocturnas de trabajos en la playa sobre una pantalla de 13 metros por 7, mesas redondas… Además, para aquellos que quieran profundizar, los fotógrafos invitados impartirán talleres de entre seis y ocho horas y siempre con un número inferior a 13 alumnos. Los talleres tienen un coste medio de unos 100 euros. «Nos estamos ganando enemigos», bromea Carlos. «Algunas escuelas no ven bien los festivales porque los precios son inferiores y conseguimos traer figuras muy importantes».

«Cuatro locos amantes de la fotografía y la fiesta»

El festival no cuenta con ningún patrocinio y solo se nutre de la venta de entradas. «Queremos evitar patrocinadores que no dejen publicar determinadas fotos como podrían ser las de Philipp Toledano (quien trabaja actualmente en un proyecto contra la cirugía estética)».

«Nunca hemos pretendido enriquecernos, es algo que a nosotros nos gusta y salió de cuatro locos amantes de la fotografía y la fiesta».  Puestos a soñar, el director del festival confiesa: «Sinceramente, me gustaría que fuese gratuito». En solo dos años el certamen se ha proclamado como uno de los festivales de fotografía más importantes de España.


Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

SE DICE EN TWITTER

Qué se dice en Twitter...



NOTICIAS RELACIONADAS

Comentarios