Zoom

REGULACIÓN DE EDADES EN LAS PELÍCULAS

No recomendado para menores de 18 años

¿Quién califica las películas de cine en España? ¿Puede haber escenas de sexo y violencia en una cinta para niños de 7 años? Cinco hombres y cinco mujeres deciden qué deberías (y qué no deberías) ver en las salas si eres menor de edad

feb 24 / 2014

La sexta entrega de 'Saw', la saga de terror más taquillera de la historia, estuvo a punto de no estrenarse en España. La cinta recibió la calificación de Película X en 2009. ¿Era pornográfica? No, pero sí pródiga en escenas de violencia extrema y entrañas desperdigadas, motivo por el cual el Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA) la condenó al exilio de las salas X. Un año después de su estreno mundial, los productores presentaron una versión 'editada' que logró la calificación +18. ¿La diferencia? Tres minutos de metraje. Un corte anecdótico teniendo en cuenta la carnicería de las cinco entregas anteriores, pero suficiente para poder entrar en las salas comerciales.

Después de la polémica (en 2010) el Ministerio de Cultura aprobó un nuevo reglamento para la calificación de películas. Hasta entonces no había unas reglas concretas y la evaluación dependía de algo tan subjetivo como «el conocimiento profesional, experiencia y juicio de los miembros de la comisión», explica Benito Burgos, asesor del ICAA.

El comité está formado por cinco hombres y cinco mujeres de diferentes edades, incluyendo padres y madres, y refleja «la pluralidad de la sociedad española». Burgos no da detalles sobre su identidad y se remite a la ley: los miembros deben estar vinculados «al ámbito cinematográfico y audiovisual, al de consumidores y usuarios, al pedagógico, a la defensa del menor, la igualdad de género, la atención a la discapacidad y la defensa del medio ambiente».

Todo lo que llega a las pantallas de cine pasa primero por ellos. «La calificación no es la misma en todos los países porque responde a la sensibilidad de cada sociedad. No todas tienen el mismo grado de tolerancia al sexo y/o a la violencia. La idea es que la calificación refleje el 'sentir social', para que luego los padres tomen la decisión que estimen oportuna», explica el asesor. Las calificaciones son orientativas, y las salas comerciales no están obligadas a restringir la entrada a los menores.

Sentido común

«Desde mi punto de vista, el sistema de calificación es una herramienta más, que puede ser útil, pero que no sirve de mucho si no se combina con una buena dosis de sentido común», opina Juanma Ruiz, crítico de cine en la revista Caimán. «De poco sirve que un niño no pueda ver 'Pulp Fiction' en el cine si las televisiones programan a mediodía 'Padre de familia'. Y si, lo que es peor, los adultos permiten que el pequeño vea la serie porque 'total, son dibujos animados, así que son para niños'», opina. «La regulación tiene que complementarse desde casa, con la educación y supervisión de los padres».

La ley de 2010 añadió nuevas divisiones de edad (12 y 16 años) y creó una tabla de pictogramas que deben emplearse para informar de la calificación de cada película. Sin embargo, algunas asociaciones de padres y consumidores critican dos aspectos del sistema español. Que no siempre prima la defensa del menor y que los pictogramas, además de indicar las edades, deberían alertar del tipo de contenidos de cada cinta (sexo, violencia, drogas). Esto último es habitual en los videojuegos etiquetados mediante el código PEGI (Pan European Game Information).

PictogramasPEGI

En algunos casos "da la impresión de que no se ha buscado por encima de todo el bien del menor, sino el beneficio de las distribuidoras, que han pretendido ampliar el abanico de su mercado de ventas", apunta un informe de iCmedianet de 2012. El estudio, elaborado por asociaciones de consumidores y usuarios de medios, señala además que la relación entre el ICAA y el público debería ser más fluida y transparente. "Existe un recurso que podría mejorar notablemente el sistema español: abrir en la web del ICAA (y en las propias de cada televisión) un sitio con información detallada sobre los contenidos de cada película calificada", proponen, como ya se hace en Inglaterra o EEUU.

¿Qué se considera 'pornografía'?

«Si nos ceñimos a la RAE, la pornografía es el carácter obsceno de una obra. Y, a su vez, lo obsceno es lo impúdico, ofensivo al pudor. Pero resulta que el pudor es algo subjetivo, y lo que a un espectador puede ofender, a otro puede parecerle natural. También, la idea de pudor cambia según el contexto social», explica Juanma Ruiz. En Rumanía, por ejemplo, la segunda parte de 'Nymphomaniac' ha sido clasificada como pornográfica. La película de Lars Von Trier narra las experiencias sexuales (y vitales) de una mujer durante casi 40 años.

«Yo tiendo a trazar mi límite no solo en la explicitud, sino también en la gratuidad. Hay quien se apoya en la intencionalidad de la obra: 'Nymphomaniac' no es pornográfica porque no busca excitar. Si no busca excitar, entonces el sexo de la película obedece a un propósito distinto: estético, narrativo…». En cualquier caso, «no es solo de la pornografía de lo que hay que proteger a un niño: lo importante es el sistema ético, de valores, que reviste a cada obra», añade el crítico.

NymphomaniacCalificacion

El comité no evalúa las películas eróticas escena por escena, explica Benito Burgos: «La categoría X se aplica de forma muy restrictiva, tomando en consideración el conjunto de la película y valorando el impacto psicológico o emocional que pueda suponer sobre el público menor de edad». A pesar de ello, los criterios generales del ICAA nadan en la ambigüedad. Un ejemplo: "Las escenas y el lenguaje con contenido erótico o sexual no superarán el límite de lo que el público de esta edad puede ver o escuchar cotidianamente en un entorno social convencional", señala el reglamento para los menores de 7 años.

Desde el ICAA aseguran que el sistema funciona «razonablemente bien», pero los criterios de calificación tienen, al menos, dos obstáculos: el primero, que la madurez de cada niño es distinta, y el segundo, que lo que pueden "ver y escuchar cotidianamente" es, en la era de internet, prácticamente todo

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

NOTICIAS RELACIONADAS

Ovejas
sep 30

PELÍCULAS

‘Baa Baa Land', una película para evitar el insomnio

Carreras para que no se escape el autobús, estudiar el examen hasta que el profesor exige que guardamos todo, tensión por saber la nota... Estrés, una tensión constante a muchas personas que luego les impide dormir como un león.

Comentarios