Zoom

ARQUITECTURA MODERNA

Vivir en hogares transparentes

La arquitectura desafía sus propias reglas. El vidrio se convierte en el material principal de estas viviendas transparentes que se abren, provocativas, integrándose en un espacio que parece acogerlas como parte de sí mismo

ene 08 / 2014

El 25 de enero de 2000, Daniela Tobar, una estudiante de teatro chilena, se convertía en la única huésped de una pequeña casa transparente. Con unas dimensiones de 4x2 metros, la 'pecera' se ubicaba ante los ojos de los transeúntes en la esquina de las calles Moneda y Bandera, en Santiago de Chile. El polémico proyecto, conocido como 'La casa de vidrio', consistía en que Daniela realizara sus rutinas diarias ante la atónita mirada de los cientos de espectadores que, día y noche, se congregaban alrededor de la vivienda.

El experimento, que pretendía estudiar los límites de la privacidad en las grandes ciudades, fue calificado de escandaloso y la joven actriz fue sustituida por un actor. La chispa ya estaba encendida y solo cuatro meses después arrancaba 'Gran Hermano', el primer 'reality show' en el que un grupo de concursantes compartía una casa repleta de cámaras ante la mirada de medio mundo.

La naturaleza del 'voyeurismo'

El ser humano es 'voyeur' por naturaleza. Mirar y ser visto no solo es tendencia natural, sino que define determinados aspectos de nuestro comportamiento innato. La primera idea de una casa transparente surge de la mente de Mies van der Rohe que, en 1946, proyecta la 'Casa Fansworth', construida en acero y vidrio.

CasaFansworth

Bajo el precepto 'less is more' de Rohe (menos es más), Phillip Johnson diseña la 'Casa de cristal' en Connecticut en 1949. Despojada de ornamentos superfluos, la construcción se integra con el medio de manera que interior y exterior se enlazan en una línea casi continua. Se trata de un único espacio rectangular de 10 x 17 metros que consta de dormitorio, salón, comedor, cocina y un baño ubicado dentro de un cilindro de ladrillo. Los árboles que la rodean ejercen de hipotéticos muros colindando con el espacio exterior.

Los arquitectos italianos Carlo Santambrogio y Ennio Arosio van un paso más allá apostando por construcciones radicales realizadas íntegramente en cristal que desafían los límites de la transparencia. Las dos viviendas más representativas de esta iniciativa son la 'Casa del mar', una construcción en apariencia liviana ubicada al borde de un acantilado que, pese a sus dimensiones, no se interpone entre la vista y el espectacular paisaje, y la 'Casa del bosque', que brinda la oportunidad a sus habitantes de vivir una experiencia natural integral, cobijados en la inmensidad de ese espacio natural salvaje.

CasaMar

'Casa del Bosque', de los arquitectos italianos Carlo Santambrogio y Ennio Arosio

Suspensión el aire

La 'Casa de la duna' tiene la particularidad de combinar una planta inferior acristalada, realizada en vidrio y aluminio, con una superior de madera maciza y robusta, que da la impresión de estar suspendida en el aire. Ubicada en la costa de Suffolk, Inglaterra, la imponente construcción ofrece un potente juego visual. Las habitaciones, situadas en la parte superior, poseen unos grandes ventanales que los conectan al exterior en una prolongación de la planta inferior. Está realizada por el estudio de arquitectura noruego Jarmund/Vigsnæs Architects.

CasaDuna

Fabi Architekten firma un singular proyecto en Alemania. Partiendo de una residencia tradicional de los años 30, se lleva a cabo un proceso de rehabilitación y ampliación a través de un cubo de cristal. Su interior está decorado con piezas de culto como la Plastic Chair, de Charles y Ray Eames o la Chaise Longue de Le Corbusier, en un gesto de diseño dentro del diseño. La fuerza del proyecto reside en el contraste espacial que ofrece la vivienda tradicional de líneas sencillas con el cubo acristalado que parece anclado a la tierra.

La atrevida propuesta, cada día más en boga, cuestiona el concepto de intimidad hasta ahora conocido. Las redes sociales han cambiado nuestra idea de lo que es la privacidad y nuestra imagen física y vivencias han pasado a formar parte, en la mayoría de los casos, de una red de información colectiva y global. Quizás este tipo de vivienda representa el nuevo modelo de habitar el mundo que nos ha impuesto el reinado digital. Desde la arquitectura a lo vital en una existencia sin paredes ni secretos.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

NOTICIAS RELACIONADAS

El hombre que tallaba hojas
ene 21

ARTE IMPOSIBLE

El hombre que tallaba hojas

El artista iraní Omid Asadi crea esculturas meticulosas y extremadamente delicadas utilizando como lienzo uno de los materiales más inusuales del mundo: las hojas secas.

Comentarios