Zoom

MICROMECENAZGO

Y ahora, ¿qué va a pasar con el 'crowdfunding'?

El Gobierno ha anunciado la puesta en marcha de varias medidas para la limitación de las plataformas de mecenazgo. Se abre de nuevo el debate sobre la verdadera utilidad de este sistema de financiación. Proyectos inverosímiles conviven con ideas innovadoras y llamativas

mar 07 / 2014

El 'crowdfunding', también conocido como micromecenazgo, es un sistema de financiación colectiva que permite sacar un proyecto adelante mediante las aportaciones económicas de un grupo de usuarios. Este modelo siempre ha estado en el punto de mira de las autoridades ya que, hasta el momento, no existía ningún tipo de legislación que regulase este aporte financiero a través de internet.

Aprovechando la puesta en marcha de la nueva Ley de Fomento de la Financiación Empresarial, el Ministerio de Economía ha dado a conocer que utilizará este texto para regular el 'crowdfunding' de forma definitiva en España. Son varias las opciones que el Gobierno está barajando para limitar este tipo de inversiones. Aunque todo parece indicar que se establecerá un máximo de 3.000 euros por proyecto y 6.000 euros por plataforma, siendo el importe máximo a financiar de un millón de euros.

Esta nueva medida ha causado gran polémica en el mundo de la cultura y las artes, debido a que consideran que se trata de una nueva limitación a su capacidad de desarrollo profesional. Además, las plataformas de mecenazgo que se pongan en marcha tras la entrada en vigor de esta norma deberán tener un capital social mínimo de 50.000 euros o por el contrario, contar con un seguro de responsabilidad civil con una cobertura anual de 150.000.

Pese a todas las dificultades impuestas, son muchas las iniciativas que no se resignan a ceder su espacio y dejar de pelear por conseguir sus objetivos. Una de las principales ventajas del 'crowdfunding' es, sin lugar a dudas, que es un mecanismo que permite obtener financiación a ideas creativas que no son bien vistas por inversores más tradicionales y convencionales. Pero no solo eso, en muchas ocasiones los proyectos, si llevan a cabo una buena comunicación a través de su plataforma web, podrán hacerse con clientes potenciales desde el primer día.

Financiación de proyectos 'originales'

Por increíble que parezca, este sistema también incluye algunos proyectos 'random' que de una manera convencional lo tendrían bastante complicado para salir adelante. Y lo mejor de todo es que reciben el apoyo de numerosos interesados en pagar por un objeto o idea con dudosa utilidad. Algunos pueden parecer ridículos y muchos se preguntarán como es posible que hayan obtenido el dinero necesario, pero lo consiguieron.

En el primer puesto del ranking se encuentra el 'JoeyBra', un cómodo y práctico sujetador-cartera. Formó parte de una curiosa iniciativa de micromecenazgo y consiguió recaudar unos 10.000 dólares, una cantidad bastante superior a las 4.000 necesarios para poder lanzarlo al mercado.

Hay una lista interminable de objetos que obtuvieron financiación de manera sorprendente: las sandalias 'Groundwalk', un calzado excéntrico que incluía césped en la planta para evitar el contacto con el asfalto y que consiguió acumular 6.555 euros de los 1.000 requeridos. O las gafas 'Spectracles', unas lentes muy al estilo de los años 80, con cristales naranjas, que recaudaron más de 8.100 dólares.

Prácticamente cualquier proyecto puede ser financiado a través de esta vía, el único requisito indispensable es que le guste a los mecenas que van a aportar su dinero para colaborar. No solo existen iniciativas de arte, videojuegos o música. Hay campañas de 'crowdfunding' incluso para ayudar a conseguir un viaje a la Luna.

En ocasiones es bastante difícil conseguir el objetivo, pero no imposible. Lo único que se pide es que la persona que solicita la ayuda sea honesta y actúe con absoluta transparencia. El resto del trabajo lo harán los mecenas, que decidirán si depositan su granito de arena y confianza.

Errores en las iniciativas

Aunque pueda parecer que cualquier cosa tiene cabida en el 'crowdfunding', existen tres errores habituales que echarán por tierra cualquier iniciativa de mecenazgo que pretenda llegar a buen puerto: que parte de la cantidad recaudada sea utilizada para una campaña de publicidad, que lo que se pida sea una cifra desorbitada sin apenas justificación, o que no se explique correctamente lo que se hará si se alcanza el objetivo.

Numerosos sectores acumulan críticas acerca de la regulación legal de este sistema en nuestro país ya que, hasta el momento, era la única alternativa para la puesta en marcha de creaciones tecnológicas y artísticas. Sin embargo, es fácil encontrarse con plataformas cuya naturaleza y ética son bastante cuestionables.

Hace unos días, el fotógrafo estadounidense Stephen Yanni creó una página de 'crowdfunding' para renovar su equipo fotográfico y poder comprarse una nueva cámara Nikon D4S. Inmediatamente se extendió por la red su propuesta y recibió multitud de críticas. No se trataba de conseguir el equipo necesario para realizar una producción o una obra cinematográfica, únicamente quería un aparato nuevo obtenido gratuitamente y sin aportar nada a cambio.

Faltaba el proyecto, que había sido sustituido por un objeto. Por tanto, la primera idea del 'crowdfunding', que consiste en recompensar a los mecenas según unos baremos establecidos, era inexistente. Por si esto fuera poco, el susodicho no devolvía la cantidad de dinero recaudada si no alcanzaba la meta final, algo que es ilegal y rompe con la esencia del movimiento.

Un futuro incierto

En España existe un proyecto de Ley de Mecenazgo que aún se encuentra en borrador y sin una fecha clara de aprobación, por lo que la regulación por esta vía es cuestión de meses. Lo que parece claro es que el modelo de 'crowdfunding' crece a paso agigantados gracias a su enfoque basado en el espíritu colaborativo. Eso sí, siempre y cuando se lleve a cabo de una forma correcta.

Además, tiene a favor las enormes posibilidades que ofrece en el marco de internet y las redes sociales para la potenciar la innovación y la creatividad. En la actualidad, debido a la falta de crédito y recortes, el mecenazgo representa una alternativa esperanzadora. Por el momento, habrá que esperar para ver si la era del 'crowdfunding' llega para quedarse definitivamente superando las adversidades y limitaciones.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

SE DICE EN TWITTER

Qué se dice en Twitter...



NOTICIAS RELACIONADAS

Sahil, un emprendedor millonario con 20 años
dic 12

EL ÉXITO DE UN JOVEN EMPRENDEDOR

Sahil Lavingia, millonario a los 20 años

Sahil Lavingia tiene 20 años y su vida es sorprendente y envidiable se mire por donde se mire. Con tan solo 15 años, este joven emprendedor ganó aproximadamente 100.000 dólares por las 20 aplicaciones que creó

Madrid Suiza
jun 18

DINERO EN EL EXTRANJERO

Ni hucha ni colchón, ábrete una cuenta en Suiza

No todos tenemos las facilidades de Bárcenas para guardar hasta 47 millones de euros en Suiza. Si quieres vacilar de patrimonio con los amigos, te contamos los requisitos y las condiciones necesarias para meter los ahorros en el país helvético (sobres no incluidos)

Comentarios